La acusada de asesinar a su suegro en Voto lo niega y asegura que tenían "muy buena relación"

Publicado 02/12/2019 14:45:43CET
Juicio contra acusada de asesinar al padre de su pareja en Carasa
Juicio contra acusada de asesinar al padre de su pareja en Carasa - EUROPA PRESS

La familia del fallecido dice que la quería "como a una hija" y la médico señala que le "chocaron mucho" algunos aspectos del cadáver

SANTANDER, 2 Dic. (EUROPA PRESS) -

La acusada de asesinar al padre de su novia en 2017 en la localidad de Carasa, en la Junta de Voto, lo ha negado en el juicio con jurado popular que ha comenzado contra ella este lunes en la Audiencia Provincial de Cantabria, en el que ha asegurado que la relación entre ambos era "muy buena" y que "le quería como si fuera su abuelo".

Además, tanto la hija del fallecido --que sigue siendo su pareja y que también estuvo detenida y acusada inicialmente por los mismos hechos-- como otros familiares, han testificado que el trato que tenía la acusada hacia el anciano era "más que bueno", que él siempre "hablaba muy bien de ella" y que la trataba "como a una hija".

Sin embargo, la médico que atendió al anciano, de 86 años, en la última etapa de su vida y que acudió a su domicilio tras recibir el aviso de su muerte ha declarado que le "sorprendió" el fallecimiento del hombre, que sufría demencia vascular y degenerativa, porque en ese momento estaba "estable" e incluso "evolucionando favorablemente dentro de su cronicidad".

Además, ha dicho que le "chocó mucho" la postura en la que encontró el cadáver en la cama, así como su "frialdad y rigidez", propias de un fallecimiento ocurrido entre ocho y 12 horas antes, y "dos puntos de color rojo violáceo que tenía en el cuello".

Así, según el escrito de acusación de la Fiscalía, la procesada, "con ánimo de acabar con la vida" del hombre, le "desplazó bruscamente hacia atrás la cabeza", ejerciendo una "importante" fuerza sobre la parte anterior del cuello, "venciendo los límites fisiológicos de su movilidad cervical".

Por ello, solicita una condena de 20 años de prisión y libertad vigilada tras la salida de la cárcel por un delito de asesinato con alevosía en el que concurre además la agravante de parentesco.

Sin embargo, en la sesión de hoy la acusada ha asegurado que no mató al padre de su pareja, con el que convivió 11 años. Según su versión, le dio de cenar sobre las 20.00 horas del día anterior y lo acostó, e incluso su pareja y ella oyeron un ronquido cuando esta última se levanto a trabajar, sobre las 5.30 horas.

Además, su novia ha relatado la misma versión y ha añadido que "estaba siempre pendiente de él". "La quería más que a mí", ha sentenciado tras apuntar que podría haberse hecho él mismo las lesiones en el cuello durante su agonía.

Además de ésta han testificado dos guardias civiles que se encargaron de la investigación, la médico, una enfermera y varios familiares, en concreto la nieta del fallecido y tres cuñados de la acusada --dos hijos y un yerno del anciano--, que han señalado que el hombre "estaba mejor que en un hotel de cinco estrellas" a cargo de la acusada y que ella era "muy atenta, muy paciente y muy cariñosa" con él.

VERSIÓN DE LA MÉDICO

La única testigo que ha contradicho la versión de la acusada ha sido la médico, que ha indicado que encontró el cuerpo boca abajo, con el brazo derecho en el aire y la pierna colgada, tocando el suelo, además de que la ropa de cama estaba "impoluta". "No tenía cualidades de muerte natural y el cadáver no era inminente ni reciente", ha insistido.

Además, se ha mostrado "segura" de que el hombre no podía voltearse en la cama por su movilidad limitada y porque sólo podía andar con ayuda, por lo que le "llamó la atención" la postura en la que le encontró. Por el contrario, los familiares han asegurado que sí podía moverse mientras dormía, ya que se cayó de la cama en dos ocasiones unos meses antes de morir.

Por otro lado, la facultativa ha apuntado que preguntó a la acusada y a su pareja si habían oído algún ruido o quejido durante la noche y le respondieron que no, mientras ellas han asegurado que le contaron que escucharon una especie de ronquido.

El juicio continuará este martes y miércoles con el resto de la prueba testifical y las conclusiones, y finalizará el jueves con el veredicto del jurado.

Contador