Albalá dice que los cántabros pagarán en 2015 menos impuestos que en 2011, "como prometió el PP"

Actualizado 08/12/2014 15:15:40 CET

SANTANDER, 1 Nov. (EUROPA PRESS) -

El PP cántabro ha valorado este sábado la reforma fiscal presentada esta semana por el presidente regional y del partido, Ignacio Diego, según la cual en 2015 quedarán en manos de los cántabros 220 millones de euros más que hace cuatro años.

"Con la nueva rebaja fiscal los cántabros pagarán en 2015 menos impuestos que en 2011, como prometió el PP", concretamente un 17% menos, ha destacado la formación a través de su portavoz en materia económica, Luis Carlos Albalá, para quien las nuevas medidas fiscales constituyen la demostración de que el Ejecutivo de Diego "cumple sus compromisos con los cántabros".

Según ha señalado el dirigente 'popular' en nota de prensa, la reforma fiscal --que irá insertada en la Ley de Medidas Fiscales y Administrativas que acompaña al proyecto de Presupuestos Generales de la Comunidad Autónoma para 2015--, sumada a la de 2014, supone "la mayor reducción de impuestos de la historia de la Comunidad Autónoma", quedando el conjunto de la fiscalidad "muy por debajo" de la que existía al inicio de esta Legislatura.

En este sentido, Albalá ha explicado que con la reforma de 2015, el conjunto de impuestos "baja más de lo que subió a comienzos de legislatura" para afrontar la "crítica situación financiera" que, tras la gestión del Ejecutivo PRC-PSOE, ha dicho, "ponía en riesgo nuestra continuidad como Comunidad Autónoma; y se reducen en mayor medida para las rentas medias y bajas".

Además, Albalá ha destacado que se trata de una reforma que tiene la "virtud" de alcanzar a "todos" los sectores: familias, trabajadores, emprendedores y empresarios en general, "devolviendo a los ciudadanos el esfuerzo que asumieron al inicio de la legislatura".

Esto es algo que, a juicio de Albalá y a tenor de las críticas efectuadas por la oposición, "ha cogido desprevenidos y sorprende a PRC y PSOE, que ni siquiera en los años de bonanza supieron poner en marcha una fiscalidad al servicio de ciudadanos y de las empresas".

"La falta de previsión en política fiscal en aquellos años por parte de regionalistas y socialistas llevó a Cantabria a la quiebra económica. Por ello hoy se ven sorprendidos por la magnitud de la rebaja fiscal que el actual Gobierno es capaz de aplicar garantizando al mismo tiempo la sostenibilidad financiera la región", ha sentenciado.

Para leer más