Actualizado 23/06/2009 17:01 CET

El alcalde dice que la financiación local es "inaplazable" y "no puede esperar más"

SANTANDER, 23 Jun. (EUROPA PRESS) -

El alcalde de Santander, Íñigo de la Serna, afirmó hoy que abordar la financiación local es una cuestión "inaplazable, urgente y que no puede esperar más", al tiempo que denunció que desde octubre del año pasado "no se ha realizado ningún avance" en esta materia, un hecho que preocupa "a todos los ayuntamientos", dijo.

A preguntas de la prensa sobre la reunión que mantuvieron ayer con el vicesecretario de Política Local y Autonómica del PP, Javier Arenas, los alcaldes y presidentes de diputación del PP que forman parte de la Comisión Ejecutiva y el Consejo de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), De la Serna, que participó en la misma, denunció que desde hace ocho meses "no se ha producido ningún avance" en la segunda descentralización "en ningún sentido".

Al respecto, explicó que mientras antes de esta fecha "las pocas iniciativas" que salían de las comisiones ejecutivas de la FEMP en materia local correspondían a "medidas reivindicativas de los alcaldes del PP", desde que éstos decidieron no acudir a las comisiones tras las declaraciones del presidente de la Federación sobre los votantes del PP, "no ha habido ningún avance en ningún sentido".

Por ello, dijo, los alcaldes 'populares' están "francamente preocupados" por la situación, entre otras razones porque, aunque el Gobierno "garantizó" que la financiación local se iba a cerrar de manera paralela y vinculada con la financiación autonómica, "ya se están cerrando acuerdos con las comunidades pero nadie se ha sentado con los ayuntamientos para hablar de la financiación local", observó, al tiempo que denunció que "una vez más" se "vuelve a dejar de lado" a los ayuntamientos y ahora en un "momento muy difícil" por la perdida generalizada de ingresos.

En este contexto, el PP ha acordado realizar una serie de propuestas "muy concretas" al Gobierno central antes de que cierre los presupuestos para 2010. Estas medidas se trasladarán con "carácter de urgencia" a la FEMP y al Gobierno, así como a los parlamentos y ayuntamientos porque, según De la Serna, son "buenas y efectivas para todos los municipios independientemente de su color político".

Si la situación no avanza, el PP no descarta convocar una concentración nacional para reclamar compensaciones por las competencias impropias que asumen.