Aprobado el proyecto para la renovación de la calle Antonio Cabezón de Santander

Actualizado 27/07/2019 13:01:05 CET
La alcaldesa de Santander, Gema Igual, se reúne con vecinos de Antonio de Cabezón
La alcaldesa de Santander, Gema Igual, se reúne con vecinos de Antonio de Cabezón - AYUNTAMIENTO DE SANTANDER - Archivo

SANTANDER, 27 Jul. (EUROPA PRESS) -

La Junta de Gobierno Local del Ayuntamiento de Santander ha aprobado en su reunión de esta semana el proyecto técnico de reordenación y pavimentación de la calle Antonio Cabezón, con un presupuesto de licitación de 1.000.362 euros y un plazo de ejecución de seis meses.

Así lo ha anunciado en nota de prensa el concejal de Fomento, César Díaz, quien ha explicado que los trabajos afectarán a la calle Antonio Cabezón y sus conexiones con los viales adyacentes y contemplan la renovación de pavimentos, aceras y escaleras, así como de las redes de abastecimiento y saneamiento.

Además, se dotará de nuevo alumbrado a algunas zonas que carecen de él y se creará una nueva zona de estancia y juegos en el extremo final de la calle.

Según ha recordado el edil, la alcaldesa, Gema Igual, ya avanzó a los vecinos la intención de llevar a cabo este proyecto durante una visita reciente al barrio en la que también les pidió participación para enriquecerlo con sus aportaciones y sugerencias.

Con la nueva configuración, la calle dispondrá de una calzada de 4 metros de anchura y aceras a ambos lados. La capa de rodadura será de adoquín y se situará al mismo nivel de las aceras.

Respecto a la renovación de la red de abastecimiento, se cambiarán las actuales tuberías de fibrocemento por otras de fundición y se sustituirán también todas las acometidas a las viviendas y locales existentes, así como las válvulas y bocas de riego.

Asimismo, se renovarán las tuberías de saneamiento, con la instalación de otras de PVC de mayor diámetro, se cambiarán los pozos de registro y todas las acometidas y se colocarán canaletas drenantes para evacuar el agua de lluvia.

El proyecto se completa con la instalación de alumbrado en puntos donde no lo hay y con la intervención en la zona final de la calle, donde se construirán nuevos muros y se creará una nueva zona de estancia y juegos para los vecinos.

Díaz ha explicado que la partida destinada a esta actuación forma parte de un paquete de inversiones sostenibles que suman en conjunto algo más de 2,7 millones de euros y que se financiarán con cargo a remanentes de 2018.

El responsable municipal ha asegurado que se trata de una intervención necesaria ya que actualmente el barrio cuenta con instalaciones de alumbrado, saneamiento y abastecimiento deficientes, al tiempo que las aceras y escaleras se encuentran deterioradas.

Por último, Díaz ha hecho hincapié en que esta actuación se enmarca dentro de una política de mejora continua de barrios y calles a través de actuaciones que contribuyen a hacerlos más habitables, a mejorar la calidad de vida de sus vecinos y, a la vez, a generar actividad económica y empleo a través de inversiones productivas.

Para leer más