Publicado 14/08/2021 17:25CET

Arenas de Iguña recupera la historia de su escuela de niñas, en la que se formaron varias generaciones

La consejera de Educación y Formación Profesional, Marina Lombó, asiste al acto de homenaje a maestras y alumnas de la escuela de niñas de la asociación de labradores La Providencia.
La consejera de Educación y Formación Profesional, Marina Lombó, asiste al acto de homenaje a maestras y alumnas de la escuela de niñas de la asociación de labradores La Providencia. - GOBIERNO DE CANTABRIA

SANTANDER, 14 Ago. (EUROPA PRESS) -

Arenas de Iguña ha recuperado la historia de la escuela de niñas de la asociación de labradores La Providencia, que funcionó entre 1917 y 1963, y en la que se formaron varias generaciones de mujeres del valle.

Lo ha hecho a través de una investigación realizada por Cruz Pardo, orientadora jubilada y antigua alumna, que ha recopilado la historia del centro a través de documentos históricos y, especialmente, testimonios directos, ha indicado el Ejecutivo autonómico en nota de prensa.

Según ha relatado Pardo, emprendió esta iniciativa por "la importancia de este centro en la vida de centenares de mujeres" y en la historia del municipio. "Aquí aprendieron a leer y escribir generaciones de mujeres de Arenas y no se puede perder la memoria de esta escuela", ha señalado.

La historia, recogida en una publicación a modo de 'Cuaderno de Memorias', y que Pardo prevé seguir ampliando en el futuro, se ha presentado este sábado en el mismo lugar que acogió la escuela, hoy el espacio de la 'Cooperativa del Campo'.

Al acto han asistido un grupo de antiguas alumnas y una maestra, y ha contado también con la participación de la consejera de Educación y Formación Profesional, Marina Lombó, el alcalde de Arenas de Iguña, Pablo Gómez, la teniente de alcalde, Pilar Pelayo, y el investigador Ángel Llano.

Lombó se ha mostrado "profundamente honrada" de participar en el "emotivo encuentro" y de "ser testigo" del cariño que, décadas después, todas las mujeres "mantienen intacto".

Así, la consejera ha defendido que "el tiempo que pasamos en las aulas define en gran parte quiénes seremos" y, por esta razón, "el dinero invertido en la educación de nuestros niños y niñas, de nuestros jóvenes, es la mejor inversión que puede hacerse".

Además, ha hecho alusión a la "crucial importancia" de la escuela rural, tanto para dotar a la infancia y la juventud de estos núcleos de todos los recursos necesarios para su formación, como para asegurar la pervivencia de los pueblos. En este sentido, ha ratificado el "compromiso" del Gobierno de Cantabria con la escuela rural.

Por último, ha agradecido a Cruz Pardiano esta iniciativa, que permite conocer una parte de la historia del sistema educativo cántabro y recuperar la memoria de un centro educativo que fue clave en la formación de centenares de niñas del valle de Iguña.

Por su parte, el alcalde ha celebrado esta iniciativa, tanto la edición de la revista como el acto en sí, porque ha permitido a decenas de mujeres que formaron la historia de la escuela reunirse y rememorar esa época de sus vidas.