7 de abril de 2020
 
Publicado 28/02/2020 13:16:00 +01:00CET

Buruaga pide a Revilla que "se implique" y "sea la voz" de la industria cántabra ante Sánchez

La presidenta del PP, María José Saénz de Buruaga, en Ferroatlántica
La presidenta del PP, María José Saénz de Buruaga, en Ferroatlántica - PP

La presidenta del PP reclama al Gobierno que acepte las alegaciones al Estatuto del Consumidor Electrointensivo

SANTANDER, 28 Feb. (EUROPA PRESS) -

La presidenta del Partido Popular de Cantabria, María José Sáenz de Buruaga, ha pedido al presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, que "se implique en primera persona" y "sea la voz" de la industria cántabra ante el Gobierno de Pedro Sánchez, al que también ha reclamado que "escuche" a los trabajadores, industrias y comunidades autónomas y acepte las alegaciones al Estatuto del Consumidor Electrointensivo.

Un estatuto que, según Buruaga, puede ser el "acta de defunción" del sector, por lo que ha instado a Revilla a que "no sea un mero comparsa, se implique en primera persona y presione" a Sánchez.

Buruaga ha hecho estas peticiones en la planta de Ferroatlántica de Boo de Guarnizo, donde este viernes se ha reunido con la dirección y el comité de empresa para plantear soluciones a la situación que atraviesa esta gran industria, una de las principales exponentes de la industria electrointensiva en Cantabria y, por tanto, una de las afectadas por los "prejuicios ideológicos y el talibanismo energético" de Sánchez.

Y es que, según la presidenta del PP, ese proyecto de Estatuto es "una decisión política" de Sánchez que "amenaza" la viabilidad del sector, miles de empleos y el futuro industrial de Cantabria y del norte de España, ya que "dispara" los costes energéticos de las empresas y "sacrifica" su competitividad.

En este sentido, ha señalado que Ferroatlántica, una industria centenaria que emplea a 145 trabajadores fijos, lleva meses "diciendo alto y claro que no puede más" y que la situación es "insostenible" porque con las condiciones que "está imponiendo" Sánchez no se puede competir con las fábricas del resto de Europa y que modificar ese Estatuto es "una cuestión de supervivencia".

Por ello, y en defensa de todas las industrias afectadas, la presidenta del PP ha pedido al Gobierno que "escuche todas las voces" que se están pronunciado en contra de esa normativa y acepte las alegaciones.

"Pedimos al Gobierno de Pedro Sánchez que nos escuche, que escuche a las comunidades de Galicia, Cantabria y Asturias, tres regiones de distinto signo político que se han unido para decir no en ese frente común liderado por el presidente Núñez Feijoo y que escuche también a los trabajadores y a las empresas del sector, porque todos le están diciendo que por este camino no, que esta normativa no es una garantía de viabilidad, sino el acta de defunción del sector", ha dicho.

Según la dirigente popular, en esta fase final de tramitación del proyecto, cuando el Ministerio está estudiando las alegaciones, Revilla "tiene que implicarse y presionar" porque "lo que está en juego es el futuro industrial de Cantabria".

También ha recordado que el PP ha iniciado "una cruzada" en defensa del tejido productivo y del empleo industrial impulsando una acción coordinada y una serie de iniciativas en el Parlamento de Cantabria, el Congreso y el Senado para frenar esta normativa energética y obligar al Gobierno de la nación "a dar marcha atrás".

Así, el PP ha pedido que se paralice y se deje sin efecto la propuesta de orden que "recorta drásticamente" las retribuciones a la cogeneración y que ha sido "determinante" para empujar a Sniace al cierre y liquidación, y que se modifique el proyecto de Estatuto incorporando las alegaciones formuladas por los representantes de los trabajadores, empresas y administraciones públicas afectadas.

Ambas normativas, según el PP, comprometen la viabilidad de las grandes industrias de Cantabria, de industrias como Solvay, Nestlé, Textil Santanderina, Sidenor, GSW o Dynasol y más de 4.000 empleos industriales.

Con este objetivo, el senador 'popular' por Cantabria, Félix de las Cuevas, defenderá la semana que viene una moción en el Senado.