Cantabria, cuarta ccaa donde más disminuyen los nacimientos en 2018

Actualizado 19/06/2019 19:25:16 CET
CEDIDA - Archivo

SANTANDER, 19 Jun. (EUROPA PRESS) -

El número de nacimientos en Cantabria ha caído en 2018 hasta los 3.805, un -7,6% respecto al año anterior, y continúa con la tendencia negativa que se registra desde hace una década, según ha informado este miércoles el Instituto Nacional de Estadística (INE).

De este modo, Cantabria fue la cuarta comunidad donde más se redujeron los nacimientos de las 17, todas con saldo negativo, y donde de media retrocedieron un -6,1% en 2018. Galicia, con un -10,3%, fue la región con un mayor descenso y Baleares, con un -0,4%, con el más atenuado.

La tasa bruta de natalidad (nacidos por cada 1.000 residentes) se sitúa en Cantabria en 6,5 y es la segunda más baja de todas las comunidades, solo superior a la de Asturias (5,6), e inferior a la media nacional del 7,8.

En 2018 nacieron 126 niños menos que el año anterior y el número de nacimientos ha caído un -31,7% desde 2010.

De hecho, Cantabria es la cuarta comunidad con menor indicador coyuntural de fecundidad (número medio de hijos por mujer) con 1,12, solo superior a los de Canarias (0,97), Asturias (1,03) y Galicia (1,04).

Así se desprende del estudio de Movimiento Natural de la Población difundido por el INE con datos provisionales de 2018, según los cuales en ese año se registraron 369.302 nacimientos en España, un descenso del 6,1% respecto al año anterior (23.879 nacimientos menos). El número continúa así con la tendencia a la baja de la última década, sólo
interrumpida en 2014. Desde el año 2008 la cifra ha descendido un 40,7%.

En el caso de Cantabria, nacieron 3.805 personas frente a las 6.093 que murieron, lo que arroja un saldo negativo de 2.288 defunciones más que nacimientos. Supone, por tanto, el octavo año consecutivo con cifras negativas.

Además, Cantabria fue la tercera comunidad donde más aumentaron las defunciones, un 2,3%, tras Canarias (5,7%) y La Rioja (5,1%) y frente al 0,4% de media nacional. Las defunciones retrocedieron en siete comunidades, lideradas por Castilla La Mancha (-4%).

La tasa bruta de mortalidad en Cantabria fue del 10,5 defunciones por cada mil habitantes, 1,6 puntos superior a la media (9,1) y la sexta más elevada por comunidades, que encabeza Asturias (12,9).

Durante 2018 se registraron en la región 6.093 defunciones, 135 más que el año anterior, con lo que continúa la tendencia ascendente de los últimos años que, sin embargo, se había roto con un descenso en 2016. En comparación con el año 2010, las defunciones han aumentado un 11,5%.

La esperanza de vida al nacimiento en 2018 en Cantabria ha subido ligeramente, dos décimas respecto a 2017 y 2016, al situarse en 83,3 años, una décima por encima de la media nacional (83,2 años). Se trata de la novena más alta de España, que lidera Madrid, con 84,8 años.

Por sexo, la esperanza de vida en los hombres fue de 80,3 años y en las mujeres se situó en 86,2 años, de modo que la primera ha disminuido en relación a 2017 y la segunda ha aumentado. De acuerdo a las condiciones de mortalidad del momento, una persona que alcanzara los 65 años en 2018 esperaría vivir, de media, 21,3; si es hombre, 18,8 años más y si es mujer, 23,4.

La esperanza de vida en Cantabria es la novena mayor por comunidades, que encabeza Madrid con 84,8 años y cierra Andalucía con 81,9.

La edad media de la población de Cantabria es de 45,3 años (45 en 2017), concretamente de 43,7 en los hombres y 46,7 en las mujeres.

La proporción de población de Cantabria nacida en el extranjero representa el 8,5% del total (8,25 en 2017), de los que el 3,7% tiene nacionalidad española y el resto (91,8%) extranjera. De este modo, la proporción de población extranjera en Cantabria es del 5,37%, más que hace un año (5,17%).

La estadística del INE indica también que tasa bruta de nupcialidad disminuyó cuatro décimas respecto a 2017, hasta 3,61 matrimonios por cada mil habitantes. La edad media de los contrayentes fue de 36,6 años, frente a los 36,3 de 2017

Para leer más