Publicado 20/01/2021 13:29CET

Cantabria estará el jueves por la tarde en riesgo importante por fenómenos costeros

Equipos de rescate en la costa cántabra
Equipos de rescate en la costa cántabra - 112 - Archivo

Hay aviso amarillo por viento el jueves y el viernes

SANTANDER, 20 Ene. (EUROPA PRESS) -

La Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) ha decretado para el jueves el aviso naranja (riesgo importante) por fenómenos costeros adversos, y para las jornadas de jueves y viernes el aviso amarillo (riego) por viento en Liébana, el centro, el valle de Villaverde y la Cantabria del Ebro, por lo que el Servicio de Emergencias 112 del Gobierno de Cantabria recomienda extremar la prudencia.

Concretamente, el riesgo importante en la mar estará vigente entre las 16.00 horas del jueves y la medianoche. La previsión para esta franja temporal es de viento del oeste fuerza 8 y mar combinada del oeste o noroeste de 5 a 6 metros.

De manera posterior al aviso naranja quedará vigente el amarillo, hasta las 22.00 horas del viernes. Se espera para esta franja temporal viento del oeste o noroeste fuerza 7 y mar combinada del noroeste de 4 a 5 metros. Entre las 22.00 horas y el final de la jornada se retomará el aviso naranja con viento de fuerza 8.

También entre las 10.00 horas del jueves y las 15.00 horas del viernes Liébana, el centro y el valle de Villaverde estarán en aviso amarillo por viento, en todas las zonas por rachas del suroeste de hasta 90 kilómetros por hora.

El mismo nivel de aviso tendrá la Cantabria del Ebro entre las 10.00 y las 16.00 horas del jueves, y las 00.00 y las 15.00 horas del viernes. En ambas franjas la previsión es de rachas del suroeste de hasta 80 kilómetros por hora.

RECOMENDACIONES

Ante la llegada de mala mar se insta a la población a alejarse de malecones, playas, espigones y de otros lugares próximos a la línea de costa; evitar estacionar los vehículos en zonas que puedan verse afectadas por el oleaje; y respetar en todo momento los cordones de seguridad y los vallados habilitados por las autoridades pertinentes.

Para evitar riesgos originados por la llegada de fuerte viento se debe cerrar y asegurar puertas, ventanas o toldos; retirar macetas y todos aquellos objetos exteriores que puedan caer a la vía pública y provocar un accidente; evitar zonas boscosas; alejarse de cornisas, muros o árboles que puedan desprenderse; evitar pasar por edificaciones en construcción o en mal estado, y extremar las precauciones en los desplazamientos por carretera, fundamentalmente en viaductos y salida de túneles.

Ante cualquier situación complicada se debe llamar al 112 lo antes posible, indicando la localización para proceder a evaluar la situación e iniciar el procedimiento de rescate o ayuda en caso de que sea necesario.

Para leer más