Actualizado 28/11/2009 19:58 CET

CC.OO. de Cantabria defiende acotar la privatización del sistema público de salud

El sindicato participará activamente en el debate para poner límites a la privatización sanitaria

SANTANDER, 28 Nov. (EUROPA PRESS) -

CC.OO. de Cantabria mostró hoy su satisfacción tras la toma en consideración por el Congreso de los Diputados de la Proposición de Ley de modificación de la Ley 15/1997 sobre habilitación de nuevas formas de gestión del Sistema Nacional de Salud, auspiciada por Izquierda Unida, en la dirección de acotar y limitar el proceso privatizador del Sistema Público de Salud en el conjunto del Estado.

El secretario de comunicación de CC.OO. de Cantabria, Javier Diego, anunció que el sindicato "mantendrá una participación activa en el debate sobre el fortalecimiento del sistema público sanitario", debate que se abrirá en las próximas semanas a partir de la proposición aprobada y la presentación por parte del Gobierno del informe de evaluación de modelos de gestión de la sanidad.

El sindicalista reafirmó que CC.OO. "mantendrá en todo momento un compromiso claro y decidido por un sistema público potente, capaz de definir y acotar su política de conciertos con el fin de garantizar un sistema de salud basado en la calidad y equidad en la atención sanitaria".

Para Diego, siguen sin justificarse la necesidad y el beneficio que puede tener para el interés general la "creciente privatización" de los sistemas sanitarios y la "intromisión de la lógica del mercado" en este ámbito. Sin embargo, apunta que es "un hecho constatable" el encarecimiento que ello supone para las arcas públicas y las desigualdades y carencias que de ello se derivan. Por ello defiende que la "prioridad" debe situarse "en una mejor gestión y gobierno público del Sistema de Salud que repercuta en una mayor calidad de sus prestaciones sin renunciar a la cohesión social".

Por último, adelantó que, desde el apoyo a las modificaciones de la Ley 15/1997, se trasladarán las propuestas de su organización con el fin de que el debate concluya con un "impulso real" para mejorar el sistema público sanitario español.