Colocada la última rampa mecánica entre la Alameda y la calle Alta

Actualizado 01/04/2015 19:12:21 CET
Rampa mecánica en la calle Eulalio Ferrer
AYUNTAMIENTO

El proyecto fue adjudicado a la empresa Ferrovial-Agroman por un presupuesto de 1.304.820 euros

SANTANDER, 1 Abr. (EUROPA PRESS) -

El montaje de la última rampa mecánica incluida en el proyecto de mejora de la accesibilidad desde la Alameda de Oviedo hasta la calle Alta, a través de Eulalio Ferrer, se ha ejecutado esta noche.

Se ha colocado en la calle Eulalio Ferrer, entre la calle Isaac Peral y la calle Tres de Noviembre, a continuación de los dos tramos de escalera que ya habían sido instalados previamente.

Dada su longitud, 30 metros, el transporte desde fábrica se realizó en cuatro tramos de un peso aproximado de 3.500 kg cada uno. El primero de los tramos accedió a la obra en un camión pluma por la calle Juan de Piasca.

Una vez situado en Isaac Peral, se realizó la descarga y el izado del mismo, procediéndose al transporte sucesivo de los otros tres tramos. El montaje fue en sentido ascendente, con el uso exclusivo de la grúa como medio auxiliar. Toda la maniobra se realizó satisfactoriamente y el tráfico en la calle Isaac Peral se restableció antes de lo previsto, según informa el Ayuntamiento en nota de prensa.

Esta actuación servirá como un elemento de unión entre las escaleras y rampas mecánicas que se han puesto en funcionamiento recientemente desde la plaza de Numancia a General Dávila, y a la conexión peatonal, a través de una pasarela y cuatro ascensores, dos de ellos panorámicos, que unirán la calle Castilla y la calle Alta, que se encuentra en ejecución.

Se creará, de esta manera, un corredor peatonal continuo que irá desde el barrio de Castilla-Hermida hasta General Dávila, atravesando el centro de Santander, por la calle Alta, la Alameda de Oviedo y Numancia, favoreciendo así la comunicación a pie entre el sur y el norte de la ciudad.

CINCO ELEMENTOS MECÁNICOS PARA SALVAR UN DESNIVEL DE 21,5 METROS

El proyecto que se está llevando a cabo, adjudicado a la empresa Ferrovial-Agroman por un presupuesto de 1.304.820 euros y un plazo de ejecución de siete meses, consiste en la instalación de un conjunto de rampas y escaleras mecánicas que conectan la calle Vargas con la calle Alta, a lo largo de la calle Eulalio Ferrer, salvando un desnivel total de 21,5 metros (la altura correspondiente a un edificio de siete plantas).

En primer lugar, se ubica una rampa mecánica que sube desde la calle Vargas hasta la calle Tres de Noviembre salvando un desnivel de 5,90 m con una inclinación de 10 grados.

Seguidamente, y coincidiendo con las escaleras peatonales existentes que suben desde Tres de Noviembre hacia Isaac Peral, se colocan dos escaleras mecánicas consecutivas que, en conjunto, salvan un desnivel de más de 9 m, permitiendo un desembarque intermedio que, junto con el reacondicionamiento de las escaleras existentes hace posible la conexión con los numerosos portales que se encuentran en el entorno. Ambas escaleras tienen una inclinación de 35 grados.

El cuarto elemento lo constituye una nueva rampa mecánica, con una inclinación de 6 grados, ya que salva un desnivel menor de aproximadamente 2,75 m; mientras que el último elemento consiste en otra rampa mecánica situada entre las calles Isaac Peral y Alta, con una inclinación de 5 grados, que hacen posible salvar un desnivel de 3,30 metros.

Con la ejecución de este proyecto, la calle Eulalio Ferrer, que ahora funciona como una vía con un carácter marcadamente local, se convertirá en peatonal en toda su extensión, con zonas que permitan el tráfico de vehículos, dirigido al acceso a los garajes particulares y de los servicios de emergencia.

Para leer más