Comienzan las obras de ampliación del edificio de la piscina cubierta del Complejo

Infografía del nuevo bloque con el que se ampliará el edificio de la piscina
AYUNTAMIENTO DE SANTANDER
Publicado 07/01/2019 13:22:57CET

Estas obras suponen una inversión de 1,5 millones de euros y estarán concluidas en siete meses

SANTANDER, 7 Ene. (EUROPA PRESS) -

El Ayuntamiento de Santander ha iniciado este lunes las obras de ampliación del edificio de la piscina cubierta del Complejo Municipal de Deportes 'Ruth Beitia', que suponen una inversión de 1,5 millones de euros y estarán concluidas en siete meses.

La actuación, que ejecutan las empresas Arruti y Sercon, conlleva la construcción de un nuevo edificio anexo al actual, de 1.330 metros cuadrados, en el que se ubicarán nuevas dotaciones como un rocódromo de 7,5 metros de altura y dos salas de fitness y que también servirá para ampliar el actual gimnasio.

La alcaldesa de Santander, Gema Igual, junto al concejal de Deportes, Juan Domínguez, ha asistido hoy al inicio de los trabajos de construcción en el Complejo Municipal de Deportes.

Aunque el nuevo edificio anexo tendrá una superficie de 1.330 metros cuadrados, la actuación se efectuará sobre un total de 1.800, ya que se renovarán las salas del servicio de asistencia médica, los vestuarios, así como la zona de sauna e hidromasaje, y se ampliará el actual gimnasio hasta casi triplicar su superficie.

Sobre las características del edificio, la alcaldesa ha explicado que tendrá una fachada de chapa metálica troquelada, de forma que permitirá ver de dentro hacia fuera pero, de fuera hacia dentro, guardará la intimidad de los usuarios, que suman más de 3.000 cada año.

La regidora ha destacado que, con esta obra, actualmente el Ayuntamiento tiene 17 actuaciones en marcha, con una inversión total de 36,6 millones de euros.

DESCRIPCIÓN DEL PROYECTO

El proyecto de ampliación de las instalaciones de la piscina cubierta plantea la construcción de un edificio de nueva planta en los terrenos anexos al actual, hacia el Noroeste.

En total, la superficie sobre la que se va a intervenir suma 1.829 metros cuadrados, de los cuales, 1.330 se ubican en el edificio de nueva planta y el resto corresponden a mejoras en el edificio actual.

En la planta baja se ubicarán dos salas multiusos de fitness (una de 145 metros cuadrados y otra de 182), el área destinada al servicio médico, el vestuario masculino y el rocódromo, de 120 metros cuadrados y 7,5 metros de altura.

Y la planta primera albergará, entre otros espacios, el vestuario femenino, que se dotará de nuevo hidromasaje y sauna; así como una sala de fitness y musculación, de casi 434 metros cuadrados y con vistas al rocódromo y a la zona de atletismo.

El acceso a las instalaciones se mantendrá por el edificio actual, pero se reordenarán las circulaciones interiores entre los distintos espacios para mejorar la privacidad en los desplazamientos entre las zonas de vestuarios, salas de fitness y la piscina.

Por lo que respecta al exterior, el nuevo volumen, que quedará adosado al edificio actual, se plantea con una doble fachada acabada en chapa perforada que permite ver el exterior desde las zonas de gimnasio sin ser visto, al tiempo que tamiza la luz.

Contador