Concluye sin éxito el vaciado de la balsa de riego donde se buscaba al vecino de Igollo

Publicado 28/11/2019 13:58:29CET
Búsqueda en Valderredible del hombre desparecido
Búsqueda en Valderredible del hombre desparecido - 112 CANTABRIA

SANTANDER, 28 Nov. (EUROPA PRESS) -

Esta mañana han concluido las labores de vaciado de agua de la balsa de riego cercana a Ruijas (Valderredible) sin que se hayan encontrado rastros del vecino de Igollo de Camargo desparecido desde el 11 de noviembre y cuyo coche fue hallado el lunes 25 en una zona boscosa del Valle, próxima a la Población de Arriba.

Las labores de búsqueda en la balsa de riego en una antigua fosa petrolífera comenzaron el martes y este jueves por la mañana han concluido con el desaguado total del pozo, pero no se ha encontrado ningún rastro de Roberto Arturo Lavid, de 49 años, al que se busca en esta zona de Valderredible desde el lunes.

La previsión es que, este jueves, 62 efectivos participen en la búsqueda del desparecido, que se irá ampliando a medida que finalicen los rastreos en la zona interior.

En concreto, este jueves participan en las tareas de localización un coordinador de la Dirección General de Interior del Ejecutivo regional, un tenientes y tres patrullas de la Benemérita, dos agentes de Seprona (Servicio de Protección de la Naturaleza) en moto, policías nacionales, voluntarios de las agrupaciones de Protección Civil de Reinosa, Corvera de Toranzo, Campoo de Yuso, Santander -con dos guías caninos y otros tantos perros-, Valderredible y diez operarios del propio Ayuntamiento, vecinos de la zona, además de dos efectivos de la Dirección General de Biodiversidad con una cuadrilla.

Las tareas de búsqueda se coordinan desde el Puesto de Mando Avanzado (PMA) instalado en el teleclub de la Población de Arriba.

Roberto Arturo Lavid mide 1,80 metros de estatura, es de complexión media, tiene ojos marrones y el pelo corto castaño. En el momento de la desaparición vestía pantalón vaquero y cazadora oscura. Fue visto por última vez el lunes 11 a las 3 de la madrugada saliendo de una discoteca en Tanos (Torrelavega).

Contador