21 de febrero de 2020
 

Condenado a más de cuatro años de cárcel uno de los implicados en la refriega de Sarón

Publicado 24/01/2020 19:14:55CET

Disparó con una escopeta de cañones recortados e hirió a otro de los acusados en un pie

SANTANDER, 24 Ene. (EUROPA PRESS) -

El Juzgado de lo Penal nº 1 de Santander ha condenado a cuatro años y tres meses de cárcel a uno de los implicados en la refriega registrada junto al campo de fútbol de Sarón en agosto de 2016, donde disparó varias veces con una escopeta de cañones recortados e hirió en el pie a otro de los implicados después de amenazar de muerte a la amiga de éste.

Los hechos ocurrieron sobre la una de la madrugada en el aparcamiento del campo de fútbol de Sarón, donde dos de los cuatro implicados -únicamente tres han sido condenados- se citaron por whatsapp.

El principal condenado, amigo de uno de ellos, se encontraba escondido en un lugar cercano con una escopeta, y tras iniciarse la pelea entre los otros dos acusados -que portaban a su vez un cuchillo y una defensa extensible-, disparó el arma e hirió en el pie y el tobillo izquierdo al que forcejeaba con su amigo, a la vez que amenazó a su acompañante diciéndole "te voy a matar, hija de puta".

Después de realizar más disparos se marchó corriendo del lugar y abandonó en unos matorrales cercanos la escopeta, que posteriormente encontró la Guardia Civil. Así lo recoge la sentencia, que no ha sido recurrida por ninguno de los tres condenados, y que por tanto ya es firme, según han confirmado Europa Press fuentes judiciales.

El juzgado condena al autor de los disparos y a su amigo a un año y tres meses de prisión cada uno por tenencia ilícita de armas. A la vez, condena al primero a seis meses de prisión por un delito de amenazas graves, y a otros dos años y medio por un delito de lesiones con arma de fuego.

A los implicados directamente en la pelea, que se agredieron mutuamente, el juzgado les impone una multa de 360 euros por un delito leve de lesiones.

Como consecuencia del disparo que recibió en el tobillo y pie izquierdo, el herido tuvo que someterse a cinco intervenciones quirúrgicas, "quedándole importantes secuelas por deformidades postraumáticas en el pie, limitación de movilidad en pie derecho" y otras.

La sentencia condena al autor del disparo a indemnizarle con 13.151 euros por las lesiones causadas y en otros 53.174 euros por las secuelas, así como al Servicio Cántabro de Salud en casi 20.000 euros por los gastos de asistencia médica y hospitalaria prestada.

Contador

Para leer más