Debate.- El PP cántabro lamenta la "falta de credibilidad" de Zapatero y sus "parches" frente a la "crisis" económica

Actualizado 09/04/2008 16:09:58 CET

Buruaga elogia la intervención de Rajoy y su voluntad de consenso, pero advierte al PSOE de que el consenso no es "un cheque en blanco"

SANTANDER, 9 Abr. (EUROPA PRESS) -

El Partido Popular de Cantabria cree que la intervención de José Luis Rodríguez Zapatero en el debate de investidura "no ha estado a la altura de las expectativas" y sus propuestas para hacer frente a la "crisis" económica son "parches" con "muy poco crédito". Y es que, a su juicio, la "falta de credibilidad" es precisamente "el mayor problema" del candidato a la Presidencia.

En declaraciones a Europa Press, la secretaria general del PP cántabro, María José Sáenz de Buruaga, elogió en cambio la intervención del líder de su partido, Mariano Rajoy, y en especial su vocación de consenso. No obstante, dejó claro a los socialistas que los consensos y los pactos "no son cheques en blanco". "Hay que conocer el camino, las pretensiones, los fines y luego marcar un procedimiento", apostilló Sáenz de Buruaga.

Al margen de esa impresión global de "falta de credibilidad" de Zapatero, la secretaria de los 'populares' repasó algunos de los asuntos tocados en su discurso y, en especial, la economía.

En este sentido, lamentó que Rodríguez Zapatero "continúa empeñado en suavizar los efectos y consecuencias de una crisis" que, a juicio de Sáenz de Buruaga, se está manifestando "con dureza". En su opinión, el "optimismo" del candidato a la Presidencia resulta "preocupante" y, además, sus propuestas económicas son "totalmente insuficientes, parches" y tienen "muy poco crédito".

Por el contrario, destacó que Mariano Rajoy estuvo "muy acertado", tanto en su análisis económico, como al poner "el dedo en la llaga" y dejar "en evidencia" a Rodríguez Zapatero al que explicó que "no puede haber un buen tratamiento con un mal diagnóstico" de la situación.

Por lo que respecta al modelo de Estado, Sáenz de Buruaga opinó que el líder del PSOE "no logró despejar la sospecha de lo que hará y adónde" se llegará "cuando necesite el apoyo de los nacionalistas".

Y en lo relativo a los consensos, aseguró que Rodríguez Zapatero fue "genérico y poco creíble". Aun así, consideró "positivo" algo que el PP percibe como "cierta rectificación, al menos en el discurso, desde lo que fue el Pacto del Tinell" y con respecto a cuatro años de "exclusión y aislamiento de media España, por parte del Gobierno y del presidente".

Frente a ello, Sáenz de Buruaga resaltó que el PP se ha mostrado como "un partido de consensos, que ha estado en los grandes y en los importantes pactos" del país y que sigue "convencido y predispuesto al consenso, pero también dejando claro que no son cheques en blanco".

Para la secretaria general del PP cántabro, Mariano Rajoy estuvo en su intervención "perfectamente reconocible como el brillante e inteligente parlamentario que es, con las ideas claras, firme y conciso, centrado en lo que a la gente le preocupa y defendiendo sólidamente y con mucha convicción los principios, valores y propuestas que han merecido la confianza y respaldo de 10.300.000 españoles".