Actualizado 25/02/2015 21:03 CET

El Defensor del Pueblo urge información sobre la Senda Costera

Trabajos de la senda costera (Archivo)
PSOE

En una respuesta a una queja de la Asamblea de la Senda Costera, el defensor alude a la "tardanza" de ambas Administraciones en hacerlo

SANTANDER, 25 Feb. (EUROPA PRESS) -

El Defensor del Pueblo ha solicitado al Ayuntamiento de Santander y la Consejería de Medido Ambiente, Ordenación del Territorio y Urbanismo del Gobierno de Cantabria la "remisión urgente" de la documentación que le solicitó sobre la obra de la senda costera entre el Faro de Cabo Mayor y la Virgen del Mar, paralizada temporalmente.

Así lo ha dado a conocer el Defensor del Pueblo en la respuesta a una queja formulada el pasado diciembre ante esta instancia por parte de la Asamblea en Defensa de la Senda Costera, en la que apelaba al cumplimiento de las normas de protección costera autonómicas vigentes por parte del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (MAGRAMA), y a que el Gobierno de Cantabria hiciera uso de su deber y vele por su cumplimiento integral.

Ante esta reclamación, y en un escrito firmado por el adjunto primero del Defensor del Pueblo, Francisco Fernández Marugán con fecha de salida del registro del 28 de enero, se alude a la "tardanza" del Ayuntamiento y de la Consejería en mandarle la información que había solicitado, ante lo que ha solicitado "su remisión urgente".

En la respuesta a la Asamblea, a la que ha tenido acceso Europa Press, el Defensor del Pueblo señala que, una vez que la Administración le remita esta documentación, le comunicará su contenido y las actuaciones que en su caso procedan a este colectivo.

En un comunicado, la Asamblea ha recordado que "arrastra" casi seis meses de lucha "para que se haga justicia y para que se cumpla la legalidad de un lugar emblemático para Cantabria".

Además, ha destacado que, "en todo momento", ha procedido según los formulismos institucionales para requerir documentación y para recibir explicaciones sobre la obra de la senda Costera, dotada, a su juicio, con unas infraestructuras "que rompen con la belleza natural de la costa".

Con el escrito remitido en diciembre al Defensor del Pueblo se pretendía saber si la obra licitada cuenta con todos los permisos en regla.

Además, en su queja, mantenía que se trata de una obra diseñada en 2003 que se ha comenzado a desarrollar diez años después y --dice-- "sin previa revisión de la misma y sin implementar nuevas técnicas de respeto y coherencia con el entorno", además de con una baja temeraria del 50 por ciento.

En opinión de este colectivo, tampoco se han tenido en cuenta los elementos únicos del paisaje, como las piedras del Panteón del inglés y otros "elementos caracterizadores" de ese paseo.

También subraya que en la actual modificación del proyecto "no se tiene en consideración" el Plan Especial de Sendas y Caminos del Litoral (PESC) que el Gobierno de Cantabria aprobó en 2010 y que cataloga esta zona como de alto valor ambiental y paisajístico, con lo que --dice la Asamblea-- "significa que sólo se pueden hacer intervenciones de señalización y balizamiento".

"Si nos ceñimos a esto, los puentes de hormigón sobre las rocas de acantilados son una aberración y un incumplimiento de la norma", sostiene el colectivo, que considera que el proyecto de la Senda Costera tampoco cumple con el condicionamiento ambiental del informe emitido en 2003 por el servicio de Impacto Ambiental de Gobierno de Cantabria.

Asimismo, en la carta al Defensor del Pueblo se denuncia que el Ayuntamiento de Santander "no exigió" la licencia municipal de obras y que la Consejería de Medio Ambiente tampoco veló para que el proyecto se adecuara al decreto del Plan de Sendas y Caminos del Litoral ni que cumpliera con el condicionamiento de impacto ambiental.

Con todo, la Asamblea en Defensa de la Senda Costera exige a sus dirigentes y responsables del proyecto de la Senda que comuniquen a sus ciudadanos cuál va a ser el futuro de esta obra.