Publicado 16/09/2021 15:42CET

Empleo aprueba 3,6 millones para mantener 1.300 puestos de trabajo de personas con discapacidad

La Consejera De Empleo Y Políticas Sociales, Ana Belén Álvarez, Se Reúne Con Responsables De Los Centros Especiales De Empleo De AMICA, AMPROS E Ilunion.
La Consejera De Empleo Y Políticas Sociales, Ana Belén Álvarez, Se Reúne Con Responsables De Los Centros Especiales De Empleo De AMICA, AMPROS E Ilunion. - SILVIA BOUZO/GOBIERNO DE CANTABRIA

SANTANDER, 16 Sep. (EUROPA PRESS) -

La Consejería de Empleo y Políticas Sociales inyectará a los centros especiales de empleo de Cantabria una "aportación extraordinaria" por valor de 3,6 millones de euros con el objetivo de garantizar el mantenimiento de los 1.300 puestos de trabajo ocupados por personas con discapacidad.

La titular de este departamento, Ana Belén Álvarez, ha presentado este jueves a los gerentes de los principales centros de la comunidad -Ampros, Amica e Ilunion- el nuevo decreto de subvenciones que incrementa un 50 por ciento el importe de las ayudas.

La consejera ha explicado que, con el decreto aprobado hoy en Consejo de Gobierno, el Servicio Cántabro de Empleo (EMCAN) suplementará con otro 25 por ciento más -hasta alcanzar el 75% del Salario Mínimo Interprofesional (SMI)- la subvención destinada a cubrir los costes salariales de los 700 puestos de trabajo que ocupan personas con discapacidad severa.

Tal y como ha recordado, tradicionalmente las administraciones públicas financian el equivalente al 50 por ciento del SMI. Para atenuar el incremento de costes ocasionado por la subida del SMI y los efectos de la crisis sanitaria, el Gobierno de España aprobó subir un 5 por ciento ese porcentaje, que en el caso de Cantabria llegará hasta el 75 por ciento. "Multiplicamos por cinco el incremento aprobado por el Ministerio de Trabajo", ha resaltado.

En declaraciones a los medios de comunicación, ha señalado que con esta aportación son 12 los millones de euros que la Consejería destina a mantener los puestos de trabajo de estas personas, "un colectivo con especiales dificultades para acceder al mercado de trabajo".

"Redoblamos el apoyo a un sector tan valioso socialmente como el del empleo protegido, que en nuestra Comunidad Autónoma da trabajo a 1.500 de personas -1.300 con discapacidad-; hemos entendido así indispensable arbitrar fórmulas extraordinarias que contribuyan a garantizar la sostenibilidad y viabilidad de estos centros y el mantenimiento de sus puestos de trabajo", ha enfatizado Álvarez.

Además, también para contribuir a la sostenibilidad de los centros especiales de empleo en estos momentos de dificultades, la Consejería, a través de este mismo decreto, ha modificado el procedimiento de pago por parte de la Administración pública, de forma que se abonará el 100 por cien de la ayuda solicitada de forma previa a su justificación.

Respecto a la aportación extraordinaria, la consejera ha desgranado que, de los 3,6 millones de euros, 3,3 corresponden al incremento de la subvención de costes salariales correspondientes a los ejercicios 2020 y 2021, mientras que los 300.000 euros restantes corresponden a otra aportación extraordinaria para cubrir gastos no cubiertos entre los años 2015 y 2020.

Las entidades sociales se han mostrado "muy satisfechas" por esta nueva ayuda directa del Gobierno a los centros especiales de empleo y han agradecido la "sensibilidad" de la consejera y su "especial preocupación" para garantizar la continuidad de los puestos de trabajo de las personas con discapacidad en Cantabria.

El plazo para la presentación de solicitudes será de un mes, contado a partir del día siguiente a la publicación en el Boletín Oficial de Cantabria (BOC). Y la solicitud deberá ser resuelta de forma expresa y notificada por el Servicio Cántabro de Empleo en el plazo máximo de tres meses contados a partir del día siguiente a su presentación en registro electrónico.

En la reunión celebrada esta mañana, la consejera ha estado acompañada por el director del Servicio Cántabro de Empleo (EMCAN), José Manuel Callejo, mientras que en representación de los centros han acudido Carmen Sánchez y Roberto Álvarez, presidenta y gerente de Ampros; Marta Cano, secretaria de Amica, y Luisa del Val, gerente comercial de Ilunion.

Contador