Fallece el empresario Armando Álvarez

Actualizado 06/07/2015 10:00:14 CET
Armando Álvarez
Foto: GRUPO ARMANDO ÁLVAREZ

SANTANDER, 6 Jul. (EUROPA PRESS) -

   El empresario Armando Alvarez, fundador del Grupo que lleva su nombre, ha fallecido este lunes en su residencia de Santander a los 89 años de edad, según ha informado en un comunicado esta empresa familiar, de las más importantes de España, con una plantilla directa de 2.000 personas, la mitad de las cuales trabaja en Cantabria.

   El entierro tendrá lugar en la intimidad familiar y el funeral está pendiente de confirmar aunque previsiblemente será este martes, 7 de julio, a las 19.00 horas en la iglesia de los Padres Jesuítas de Santander.

   Natural de Santa Ana, una pequeña localidad cercana a Oviedo, nació en 1925 y fue uno de los máximos ejemplos del empresario hecho a sí mismo. Casado con la santanderina Ana María Ribalaygua, y padre de seis hijos, estaba afincado en Cantabria.

   Con 18 años, llegó a esta comunidad desde Oviedo con la intención de permanecer un mes para comprar madera de eucalipto para las minas de carbón de Asturias a las que surtía su padre, pero pronto se quedó al frente de todas las operaciones de compra de arbolado en la región, donde era muy conocido.

   A partir de 1953 fue desarrollando diferentes actividades en el sector forestal y en el de la comercialización y transformación de madera.

   El negocio creció rápidamente incorporando otros mercados, como la producción de bidones metálicos, aunque el verdadero origen del actual grupo industrial se produjo en 1964, cuando comenzó la nueva actividad de plásticos con la fundación de Aspla en Torrelavega, cuyo Ayuntamiento le nombró Hijo adoptivo en 2013.

   A partir de 1977 se inició la expansión fuera de Cantabria con la compra de sociedades en Barcelona y Sevilla y más tarde por el resto de Cataluña, Madrid, Valencia, Murcia, Almería, etcétera, hasta un total de 14 fábricas repartidas por todo el territorio nacional.

   Álvarez consiguió mantener sus negocios originales, pero nunca dejó de diversificar en nuevas oportunidades, con una política de reinversión permanente basada en la modernización de equipos productivos y en el desarrollo de nuevos productos. "Siempre iba renovando todas las instalaciones para seguir creciendo, hasta llegar a ser el líder nacional en transformación de plásticos y estar entre los tres primeros de Europa", ha destacado el Grupo en su comunicado.

   En la empresa se ha alcanzado un alto grado de profesionalización y una "importantísima" actividad internacional, y al frente ha estado durante 60 años su fundador, "cercano siempre a la gente y dando ejemplo permanente de trabajo".

   Álvarez también presidió y modernizó con éxito el grupo hotelero de la familia Ribalaygua, con los emblemáticos hoteles Bahía, Sardinero y Hoyuela de Santander.

   "Don Armando dejó una empresa sólida, llena de proyectos y con el futuro asegurado tras realizar una sucesión sin fisuras en su hijo José Ramón Álvarez Ribalaygua, actual presidente del Grupo", ha concluido el comunicado..

Para leer más