Las farmacias recuerdan la importancia de la prueba rápida del VIH como medida preventiva

Publicado 30/11/2018 15:22:53CET
Cartel prueba Sida
COLEGIO FARMACÉUTICOS DE CANTABRIA

Las farmacias se han consolidado como establecimientos sanitarios "básicos" en la prevención y tratamiento del si da

SANTANDER, 30 Nov. (EUROPA PRESS) -

El Colegio de Farmacéuticos de Cantabria ha señalado, con motivo de la celebración este sábado, 1 de diciembre, del Día Mundial de la lucha contra el Sida, la importancia de hacerse la prueba rápida como medida preventiva, y ha destacado que las farmacias "se han consolidado" en los últimos 20 años como establecimientos sanitarios básicos en la prevención y tratamiento del VIH.

Así, ha recordado en un comunicado, que en virtud de los convenios firmados con la Consejería de Sanidad, realizan el test rápido de VIH desde el año 2012.

Además, participan en diferentes programas de dispensación de metadona, intercambio de jeringuillas y dispensación de kits antisida, que contienen, entre otros, información, un preservativo y una jeringuilla.

Según la institución, la Consejería de Sanidad ha considerado "de gran importancia estratégica" la incorporación de las farmacias comunitarias como establecimientos sanitarios destinados a la prevención y tratamiento del VIH/Sida, aprovechando la cobertura que ofrecen para llegar a todo tipo de núcleos sociales y la actuación de los farmacéuticos para llevar a cabo esta labor sanitaria.

Además, las encuestas de satisfacción que se realizan de estos servicios ponen de manifiesto que los propios usuarios "prefieren" en muchas ocasiones acudir a las farmacias, ya que "les evitan grandes desplazamientos, les guardan la privacidad y normalizan su situación al acudir a las mismos establecimientos sanitarios a los que van para recoger el resto de la medicación".

Para la presidenta del Colegio de Farmacéuticos de Cantabria, Rita de la Plaza, gracias a la labor de las farmacias a lo largo de los últimos 20 años se ha contribuido a la prevención de nuevos contagios de VIH mediante los programas de intercambio de jeringuillas (PIJs), los de dispensación de metadona o los kits antisida; y además se está potenciando el diagnostico precoz con los test del VIH.

Esta colaboración de las farmacias comunitarias con las administraciones es para De la Plaza un "buen ejemplo de la labor que pueden desarrollar los farmacéuticos comunitarios en el campo de la Salud Pública, labor que puede ser extendida a otras iniciativas".

Así, los tests rápidos de cribado frente al VIH permiten, mediante una técnica sencilla, conocer el estado serológico en aproximadamente 20 minutos. La fiabilidad de estos tests se aproxima al 100% (sensibilidad 100%, especificidad 99,7%), siempre que hayan transcurrido tres meses (período ventana) desde la práctica de riesgo. Todo resultado positivo necesita confirmación mediante pruebas convencionales.

La prueba rápida se puede realizar en las oficinas de farmacia de Cantabria, identificadas con un póster, por un precio de 5 euros.