Publicado 11/03/2021 15:06CET

Hostelería presenta "más de 200 reclamaciones patrimoniales" ante el Gobierno y "animará" a "ir al juzgado"

Un camarero atiende a varios clientes en una terraza
Un camarero atiende a varios clientes en una terraza - Isaac Buj - Europa Press

Pide al Ejecutivo que permita a la hostelería "aperturas dignas" que aporten dinero al sector o que compensen los gastos generales

SANTANDER, 11 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Asociación Empresarial de Hostelería de Cantabria (AEHC) ha presentado más de 200 reclamaciones por daños patrimoniales de negocios del sector ante el Gobierno regional por los efectos que han tenido las restricciones adoptadas por el COVID-19 y "animará" a sus asociados a, si no son atendidas, "a ir al juzgado".

"Irán cientos de demandas", ha advertido su presidente, Ángel Cuevas, durante su comparecencia este jueves ante la Comisión de Industria, Turismo, Innovación, Transporte y Comercio del Parlamento de Cantabria solicitada por los tres grupos de la oposición (PP, Cs y Vox) para informar de la situación actual del sector en esta pandemia.

Cuevas ha alertado de que el sector está "arruinado, con ayudas muy insuficientes" --las ha cifrado en unos 12 o 13 millones y no en los 30 que, según ha indicado, se cuantifican desde el Gobierno-- y que, además "no llegan". En este sentido, ha ironizado afirmando que más que un plan de rescate, ha sido un plan de "rescatinín".

Ha advertido que el sector ha sufrido una "caída de vértigo" y ha pasado de suponer el 12% al 4% del PIB, a pesar del "repunte" del pasado verano, que "no arregló el conjunto del año". Esto, según ha alertado, no perjudica solo a la hostelería sino a toda la economía regional.

"Si hicieran un esfuerzo mental y vieran que en su cuenta, en vez de llegar 3.000 euros todos los meses, les llegan 1.000 o 1.200 pues ahí verían lo que les está pasando a la hostelería de la región durante todo un año", ha dicho Cuevas, que ha señalado que, de media, los hosteleros van a ganar este año "un 70 por ciento menos" que normalmente.

CRÍTICAS AL GOBIERNO

En su exposición, Cuevas ha vuelto a ser crítico con la actuación del Gobierno de Cantabria hacia el sector durante esta pandemia. "No conocen más que un interruptor, el nuestro, para apagarlo", ha dicho en referencia a las limitaciones que se les ha impuesto a los hosteleros en este casi año de COVID-19.

Ha mantenido que la evolución de la pandemia ha sido similar en distintas comunidades que han tomado posturas muy distintas respecto a la hostelería y ha defendido que "no existen estudios concretos" que demuestren que en el sector de la hostelería se producen o aumentan los contagios.

Para apoyar su argumentación, el presidente de los hosteleros ha mostrado desde la tribuna unas gráficas sobre la evolución de la pandemia en Cantabria, País Vasco y Madrid y ha asegurado que prácticamente las tres tienen "la misma curva". "Pero con una diferencia, ellos abiertos y nosotros cerrados", ha censurado.

En esta línea, ha insistido en que, según los últimos datos facilitados por el Gobierno regional, el sector no llegaba a representar el 3% de los contagios. "Busque en el 97% restante", le ha instado al Ejecutivo.

Además, Cuevas ha comparado también las ayudas que han recibido tres negocios hosteleros de Cantabria (una discoteca de Santander, un restaurante también de la capital cántabra y un bar-restaurante de Tanos (Torrelavega) y las otorgadas a negocios de similares características y con caídas de la facturación parecidas de otras comunidades autónomas.

Así, ha indicado que dos de los negocios cántabros había recibido 1.500 euros y el restante nada. Mientras, en los de fuera las ayudas se situaban, según ha dicho, en torno a los 18.000 o 19.000 euros en dos de los establecimientos y en el caso de una discoteca de Barcelona llegaban a los 65.000. "Las comparaciones son odiosas pero totalmente inevitables", ha dicho Cuevas.

Además, el presidente de los hosteleros ha señalado que "malo" es que el Gobierno regional haya "abandonado" a la hostelería pero "peor que hagan creer a otros que les están ayudando". "Qué bien se venden ustedes", ha aseverado Cuevas al Ejecutivo, al que, además, ha recriminado sus "contradicciones" y "desorganización" en algunas de sus afirmaciones y actos que afectan a la hostelería.

Por ejemplo, Cuevas ha ironizado con el hecho de que en octubre de 2020 el presidente regional, Miguel Ángel Revilla, invitara a los madrileños a acudir a Cantabria cuando la incidencia en la comunidad estaba en 110 casos por 100.000 habitantes y en su territorio de origen era muy superior, y ahora con tasas más bajas, "no invita a nadie".

Además, ha instado al Ejecutivo a que si considera a los hosteleros "culpables" de los contagios, les vacune.

Y en cuanto a la desorganización, ha criticado que se hayan publicado a las 19.00 horas en un Boletín Oficial de Cantabria una apertura pa ra el día siguiente. "¿Qué vienen los empleados y las merluzas volando?", ha preguntado.

LOS HOSTELEROS PIDEN CONOCER "LOS SIGUIENTES PASOS"

Cuevas ha señalado que ahora, tras la reapertura del interior de los locales al 33%, siguen esperando a que desde el Gobierno les digan "cuáles van a ser los siguentes pasos".

Ha indicado que se precisa que la ciudadanía recupere la confianza en el sector y se necesita "incentivar la llegada de viajeros nacionales e internacionales" ofreciendo ocio seguro que reactive la econommía en Cantabria. Además, ha seañlado que el ssector apuesta "sin duda" por el pasaporte sanitario.

"Vamos a coger la pala y el picachón de una vez", ha subrayado Cuevas, quien, en su intervención, ha personalizado algunas de sus críticas hacia el Gobierno.

Así, por ejemplo, ha denunciado que el pasado 1 de marzo llamó al vicepresidente regional, Pablo Zuloaga, para hablarle de la situación y éste, según su versión, "en 15 segundos le cortó". "Que el vicepresidente de esta región no atienda al presidente de Hostelería de Cantabria con 7.000 negocios de hostelería y 25.000 trabajadores no lo entendemos", ha afirmado.

También ha criticado que el consejero de Sanidad, Miguel Rodríguez, ha estado "ausente" de las reuniones semanales fijadas, tras cuatro meses, con los hosteleros, delegando en una de ellas en el director general de Salud Pública, Reinhard Wallmann, y luego en otros cargos. "Los primeros espadas de Sanidad no están ningún día con nosotros", ha denunciado.

En sentido contrario, ha reconocido que desde la Asociación de Hostelería tienen "ilusión" con el nuevo equipo de la Consejería de Turismo, que desde finales de enero lidera el regionalista Javier López Marcano.

LOS GRUPOS

Tras escuchar a Cuevas, los portavoces de todos los grupos, tanto a los de la oposición como a los que sustentan al Gobierno PRC-PSOE en la Cámara, han coincidido en la difícil situación del sector generada por la pandemia y en reconocer que ha sido uno de los más afectados.

Sin embargo, desde PRC y PSOE no se han mostrado de acuerdo con las críticas de Cuevas al bipartito por las restricciones impuestas a la hostelería y por las ayudas.

En ese sentido, sus diputados Yolanda Algorri y Francisco Ortiz, respectivamente, han defendido las medidas adoptadas por el Gobierno y han asegurado que han estado "siempre" basadas en informes técnicos de Salud Públicas y han recordado que han sido respaldadas por la Justicia.

Además, han defendido el trabajo y las medidas adoptadas por el Ejecutivo para ayudar a la hostelería y a otros sectores afectados por la pandemia. El regionalista Francisco Ortiz ha advertido a los hosteleros que el "enemigo" no es el Gobierno sino el Covid y ha abogado por una "colaboración leal" entre el Ejecutivo y el sector.

Por su parte, desde la oposición sí se han realizado críticas al Gobierno, tanto al Ejecutivo regional, por algunas de las restricciones adoptadas o las, a su juicio, insuficientes ayudas o por no hacerlas llegar al sector con la suficiente rapidez, como al Gobierno de España por no concretar su anunciado plan de 11.000 millones.