Actualizado 28/06/2012 15:39

Implantada una Oficina de Presentaciones en el Juzgado de Guardia de Santander, que cruza datos de policía y juzgados

Comprueba si la persona está reclamada por otros órganos judiciales o si hay reiteración de faltas

SANTANDER, 28 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Juzgado de Guardia de Santander cuenta desde esta semana con una Oficina de Presentaciones y Comparecencias Apud Acta, una nueva dependencia en la que se cruzan datos de la policía y los juzgados y se identifica a todas aquellas personas que se encuentran imputadas o condenadas y que tienen obligación de comparecer periódicamente ante los órganos judiciales.

El presidente del Tribunal Superior de Justicia de Cantabria, César Tolosa, la consejera de Presidencia y Justicia, Leticia Díaz, y el jefe Superior de Policía, Javier Peña Echeverría, han informado este jueves de su puesta en funcionamiento, que contribuirá a una mejora de la eficacia judicial. Ha sido en una rueda de prensa en la que han estado acompañados por el director general de Justicia, Ángel Santiago, y el secretario de gobierno del TSJC, Luis Cabria.

La Oficina de Presentaciones y Comparecencias es fruto del acuerdo entre las tres instituciones, y se crea en el marco del convenio suscrito el pasado 19 de junio entre el Ministerio del Interior y el Consejo General del Poder Judicial para implantar esta dependencia en todas las capitales de provincia.

Esta nueva Oficina está atendida por un funcionario del Cuerpo Nacional de Policía, quien dispone de un terminal informático con las bases de datos de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y de los Juzgados y Tribunales. Así, en palabras de Tolosa, se suple la "carencia" que había de falta de conexión de datos.

Y es que dado que actualmente los órganos judiciales de las distintas comunidades autónomas no se encuentran interconectados, al entrar en juego la base de datos de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado --donde sí se centralizan todas las requisitorias de los Juzgados españoles--, se podrá tener conocimiento si quien viene a comparecer al Juzgado de Guardia de Santander está requerido por un Juzgado de cualquier otro lugar de España.

Con la puesta en funcionamiento de la Oficina, los imputados con medidas cautelares de presentación periódica en los tribunales son derivados a esta nueva dependencia, donde el funcionario de Policía realiza un efectivo control de su identidad y de las posibles reclamaciones judiciales que tenga pendientes.

La utilización de información de ambas instituciones permite realizar en un solo acto controles sobre actuaciones judiciales, como averiguaciones de domicilio, detenciones y personaciones o ingresos en prisión, y también sobre medidas policiales, como prohibiciones de salida o entrada al país u otros controles específicos.

Además, la Oficina de Presentaciones posibilita el conocimiento inmediato de la reiteración de infracciones penales leves, las faltas, lo que contribuirá a una más eficaz persecución de la multirreincidencia.

Estará en funcionamiento en horario de mañana, salvo los días 1 y 15 de cada mes, en los que lo hará mañana y tarde al ser las fechas en las que se registra la mayor afluencia de imputados, alrededor de unos 200 en Cantabria.

La primera Oficina de Presentaciones se puso en marcha en el Juzgado de Guardia de Valencia en febrero de 2011. El éxito en su funcionamiento mereció el Premio Calidad de la Justicia del CGPJ y la decidida apuesta del órgano de gobierno de los jueces para su extensión a todo el territorio.

El convenio recientemente firmado preveía la puesta en marcha de este servicio en Santander a finales del presente año. Sin embargo, el interés mostrado por las instituciones cántabras ha acelerado los plazos, de tal forma que en la capital ha comenzado a funcionar seis meses antes de lo previsto.

ESTRECHA COLABORACIÓN

Tanto el presidente del TSJC, como la consejera de Justicia y el jefe Superior de Policía subrayaron la estrecha colaboración entre las tres instituciones para hacer de esta Oficina una realidad.

Tolosa destacó que gracias a su puesta en marcha, mejorará la eficacia judicial, y es que, como explicó, durante los primeros nueve meses de funcionamiento en Valencia la Policía detuvo a 400 personas que acudían a presentarse al Juzgado de Guardia.

Por su parte, la consejera de Justicia señaló que con la nueva Oficina "el ciudadano gana en seguridad" y subrayó que con avances tecnológicos como estos "la Justicia será más ágil, cercana y muchísimo más eficaz".

Por último, Peña Echeverría indicó que había que poner en marcha esta dependencia porque "es algo que está funcionando, es bueno y además entra dentro de nuestras funciones de Policía Judicial como órgano dependiente de los tribunales".