El 'kamikaze' que provocó la muerte de un joven en la A-67 dice que no recuerda "nada"

440925.1.644.368.20190611161449
Vídeo de la noticia
Publicado 11/06/2019 16:14:49CET

SANTANDER, 11 Jun. (EUROPA PRESS) -

El 'kamikaze' que provocó la muerte de un joven de 34 años en la A-67 a la altura de Barreda, en agosto de 2016, ha manifestado que no recuerda "nada" de la noche del suceso, solo que se fue de fiesta a Bilbao con un amigo y se despertó en Valdecilla.

Según ha relatado, no recuerda si bebió ese día, a pesar de que presentaba un nivel etílico en sangre de 1,93 gramos de alcohol por litro, o si había tomado su medicación -para la ansiedad-, ya que cuando tenía planes de salir "no la tomaba" al estar contraindicada su mezcla con alcohol.

Así lo ha declarado en el juicio con jurado que ha comenzado este martes y que se prolongará hasta el próximo lunes, día 17, en la Sección Tercera de la Audiencia Provincial. Está acusado de circular ebrio y en sentido contrario cuando colisionó frontalmente con el vehículo de la víctima.

Tanto la Fiscalía como la familia del fallecido, que ejerce la acusación particular, solicitan la pena de 13 años de prisión para el conductor, al considerarle autor de un delito contra la seguridad vial con manifiesto desprecio por la vida de los demás en concurso ideal con un delito de homicidio.

Por su parte, la defensa considera que los hechos conforman un delito contra la seguridad vial en concurso con otro de homicidio imprudente y cree que la pena debe ascender a dos años y medio de prisión y cuatro de privación del permiso de conducir.

La defensa ha admitido que el acusado "no es absolutamente inocente" y tuvo una conducta "reprochable" por la que "merece un castigo", ya que conducía bajo los efectos del alcohol, aunque según su abogada "lamenta profundamente el fallecimiento".

Así, ha insistido en que es "culpable de haberse introducido en la autopista" en sentido contrario, pero "completamente inocente" de hacerlo "intencionadamente y con la voluntad de hacer daño a otras personas".

De este modo ha respondido la defensa a la acusación, que ha explicado que no le atribuye la intención "de matarse él ni de matar a nadie", pero sí el hecho de "ser consciente de ese riesgo" y "aceptarlo" al "persistir" circulando por la carretera en sentido contrario, pese a las advertencias de "múltiples" conductores mediante señales lumínicas y el claxon. "Cuando fue advertido pudo abandonar la autopista en tres puntos, pero no lo hizo", ha sentenciado la abogada.

Por ello, ha subrayado que además de una imprudencia temeraria existe un "manifiesto desprecio hacia la vida de los demás", y ha indicado que pese a conducir ebrio, circulaba "siempre por el carril de adelantamiento, correctamente, sin quiebros, sin zigzag".

En la misma línea, el fiscal ha indicado que existe un dolo eventual al haber realizado una acción "consciente" al ir por esa carretera en contrasentido durante 9,5 kilómetros, cuando "no estaba en circunstancias para coger el coche" y sabiendo que "era probable el choque y podía matar a alguien".

Además, la letrada de la acusación particular ha destacado que el acusado tiene ya ocho antecedentes penales por delitos relacionados con la seguridad vial, resistencia, abusos sexuales, etcétera, además de que ha estado en tratamiento para deshabituación del alcohol.

En el juicio celebrado hoy se ha constituido el jurado y han declarado el acusado y su madre, como propietaria del vehículo del accidente, que ha asegurado entre lágrimas que su hijo "ni se enteró de lo que había pasado".

Ambos han declarado que la madre le prestaba habitualmente el vehículo para ir a trabajar, pero no para salir de fiesta, ya que en esas ocasiones llamaba a algún familiar o amigo para que le fuera a recoger y así evitar conducir.

Además, han indicado que el acusado vivía con su madre en el momento del accidente, ya que había discutido con su novia y habían roto la convivencia una semana antes, aunque "seguían manteniendo contacto".

Por último, el acusado ha dicho que circulaba en ocasiones por ese tramo de la autopista para ir a hacer surf a Liencres, aunque habitualmente iba por carreteras secundarias.

Por ello, la acusación ha aportado la declaración que realizó ante el Juzgado de Instrucción al considerar que ha incurrido en una contradicción, ya que anteriormente dijo que conocía ese trayecto "perfectamente", así como que había planteado a su médico la posibilidad de suprimir la medicación, algo que en esta ocasión tampoco ha confirmado.

El jurado deberá emitir su veredicto el lunes 17, después de presenciar la prueba testifical, que se realizará este miércoles 12 y jueves 13; y las conclusiones y los informes de las partes, el viernes 14.

Contador

Para leer más