Mariscadores ven un "parche" la reapertura de la pesca de la almeja en Santander

Mallas de protección retiradas de los parques de almejas en Santander
COOPERATIVA LA CAMPANUCA - Archivo
Publicado 03/09/2018 18:25:50CET

SANTANDER, 3 Sep. (EUROPA PRESS) -

Los mariscadores cántabros consideran "un parche" la reapertura de la pesca de la almeja en la Bahía de Santander, acordada por la Consejería de Medio Rural, Pesca y Alimentación, tras dos años y medio de paro biológico, al entender que la cantidad contemplada para reanudar la actividad es "insuficiente".

Así, se reabre con un stock explotable de 3.000 kilos al año, que es una cifra "ridícula" e incluso "irrisoria" si se tiene en cuenta que medio centenar de mariscadores faenan en estas aguas del entorno de la capital, por lo que supondría 60 kilos anuales por mariscador.

En consecuencia, serían 15 kilos por semana y 3 por jornada, "una miseria", en palabras de José Luis Álvarez, presidente de la cooperativa 'La campanuca', que ha señalado a Europa Press que, "suponiendo que se pesque todo", en "un mes se acabaría el cupo".

El departamento que dirige Jesús Oria ha acordado la reapertura al constatar que las poblaciones de almeja de la bahía de Santander muestran "claros signos de recuperación".

El Boletín Oficial de Cantabria publica en su edición de este lunes la orden que regula el plan de explotación de la almeja de la bahía de Santander tras dos años y medio de cierre, como consecuencia del paro biológico declarado en enero de 2016 ante la precaria situación de este recurso.

PROTESTAS DE CARA A LAS ELECCIONES

La recuperación de la almeja en la Bahía de Santander se ha alcanzado gracias a los trabajos que la propia Consejería ha llevado a cabo en los últimos tres años con un plan de regeneración marisquera que fue definido por el Gobierno cántabro en noviembre de 2015.

Desde entonces, ha recordado Álvarez, se inició un plan de regeneración en el que, ha dicho, desde la administración "no respetaron lo hablado", por lo que da "casi por rotas las relaciones".

Según ha señalado, desde el Gobierno se propuso compensaciones durante la parada biológica al sector, que planteó un plan de regeneración a cambio de que les pagaran los trabajos. Extremo este último que se cumplió de manera "íntegra" en 2016, pero que se interrumpió a finales de 2017.

Finalmente, el portavoz del sector ha apuntado que los mariscadores protestaron la pasada primavera, y "no sirvió para nada". Así, ahora van a dejar que actué el plan -"por sí solo se va caer" pues es una cantidad de pesca "ridícula"- y esperaran a que se aproximen las elecciones autonómicas y municipales para retomar estas acciones, porque "no se puede estar continuamente protestando".