Las mujeres son mayoría en la carrera judicial en Cantabria, con el 51,2 por ciento

TSJC
EUROPA PRESS - Archivo
Publicado 05/04/2019 13:41:51CET

SANTANDER, 5 Abr. (EUROPA PRESS) -

Las mujeres son mayoría en la carrera judicial en Cantabria, situándose actualmente en un 51,2 por ciento de juezas y magistradas en los tribunales catalanes, según un informe hecho público este viernes por el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ).

De esta manera, en los órganos judiciales de Cantabria hay 42 mujeres y 40 hombres, cuando hace cuatro años los varones aún eran mayoría, pero desde entonces son las mujeres las que ocupan más plazas. Lo mismo ocurre en otras catorce comunidades españolas, hasta situar en un 53,9% el porcentaje de juezas y magistradas en toda España.

Además, en Cantabria hay 14,1 jueces y juezas por cada 100.000 habitantes, lo que coloca a la comunidad como la segunda con mejor ratio, por encima de la media española, que está en 11,6.

El informe también revela que la edad media de los jueces y juezas en Cantabria es de 49,2 años (46,2 en las mujeres y 52,3 en los hombres), mientras que la media nacional está en 50,4 (48 y 53,2 respectivamente).
Por tramos de edad, en Cantabria son todas mujeres hasta los 30 años, y entre los 31 y 50, éstas son mayoría (más del 60%). Es a partir de los 51 años cuando hay más hombres (56,7%) que mujeres y no hay ninguna jueza mayor de 61 años.

Por órganos jurisdiccionales, en el Tribunal Superior de Justicia de Cantabria -formado por las Salas de lo Civil y Penal, Contencioso-Administrativo y Social- hay seis mujeres y cinco hombres. Y en el otro órgano colegiado, la Audiencia Provincial -integrada por dos secciones civiles y dos penales-, los hombres son mayoría, con 9 frente a 6 mujeres.

En los órganos unipersonales -juzgados de primera instancia, de instrucción, de lo penal, menores, vigilancia penitenciaria, mercantil, sociales y contencioso-administrativos- existe paridad: 26 mujeres y 26 hombres.

La balanza se inclina con las tres juezas de adscripción territorial y otra más que se encuentra en expectativa de destino.

El informe también revela que los órganos judiciales en Cantabria han sufrido escasa movilidad en el último año, dado que el 96,3 por ciento de quienes ejercían el 1 de enero de 2019 permanecen en su puesto en la misma fecha de este 2019.

SITUACIÓN EN EL RESTO DE ESPAÑA

En cuanto al resto de España, a principios de este año sólo en Aragón, con un 48,7 por ciento, y en la Región de Murcia, con un 45,5 por ciento, el número de mujeres en la carrera judicial no alcanzaba el 50 por ciento del total, aunque también en esos territorios, muy próximos a ese porcentaje, la tendencia se mantiene al alza.

La comunidad en la que más juezas y magistradas hay vuelve a ser el País Vasco (61,6 por ciento), donde el porcentaje de mujeres se mantiene de forma ininterrumpida por encima del 60 por ciento desde 2013.

El segundo territorio con más mujeres en la carrera judicial es este año Madrid, con un 58 por ciento; seguida por Galicia (57,9 por ciento), Comunidad Valenciana (57,1 por ciento) y Cataluña (56,7 por ciento).

En 2019, el número de jueces y juezas que prestan servicio en España asciende a un total de 5.419. De ellos, 2.923 (un 53,9) son mujeres, mientras que los varones suman 2.496 (46,1 por ciento).

Como ocurre en Cantabria, a nivel nacional también las mujeres son minoría en las franjas de edad comprendidas entre los 51 y los 71 años, mientras que prácticamente duplican en cantidad al número de varones entre los 20 y los 50 años.

Esta diferencia se debe a que entre quienes ingresan en la carrera judicial las mujeres vienen superando en número a los hombres, al menos desde el año 2004. Así en la última promoción de jueces que ingresaron por el turno libre 86 eran mujeres (con una edad media de 30,9 años) y 42 hombres (con una edad media de 29,6 años), lo que supone las juezas representan el 67,2 por ciento del total.

El análisis por tipo de órgano arroja cifras muy dispares según se trate de órganos unipersonales, donde salvo alguna excepción el número de mujeres es superior al de los hombres, o de órganos colegiados, en los que las cifras se invierten.

Así, las mujeres ocupan la mayor parte de los puestos en los juzgados de lo penal (62,7 por ciento), menores (74,2 por ciento), primera instancia e instrucción (66,6 por ciento) o violencia sobre la mujer (71,6 por ciento), entre otros.

Por el contrario, en los órganos centrales, tribunales superiores de justicia y audiencias provinciales, los varones son mayoría, si bien en Cantabria esa mayoría se detecta en la Audiencia Provincial, no así en las salas del Tribunal Superior de Justicia, donde hay seis mujeres y cinco hombres.

PRIMERA SALA PARITARIA EN EL TRIBUNAL SUPREMO

Entre el 1 de enero de 2014 y la misma fecha de 2019, el número de magistradas del Tribunal Supremo ha aumentado de 9 a 15. En la actualidad, las cinco Salas del alto tribunal cuentan con al menos una mujer entre sus integrantes.

El Tribunal Supremo también cuenta por primera vez en su historia con una Sala de composición paritaria: la Sala Cuarta (Social), integrada, además de por su presidente, por seis magistrados y seis magistradas.

En la Audiencia Nacional, las magistradas son 28 y los magistrados 35; en los Tribunales Superiores de Justicia, las mujeres representan el 37,4 por ciento de un total de 505 miembros; y en las Audiencias Provinciales suman 365 de un total de 947.

La edad media de los jueces y juezas en activo en España es de 50,4 años y su antigüedad media en la carrera judicial, de 19,2 años. La media de edad y la antigüedad media de juezas y magistradas es algo inferior a la de los varones: 48 años frente a 53,2 y 17,1 años de antigüedad frente a 21,7.

Por territorios, Extremadura, con una edad media de 46,5 años, es la comunidad que cuenta con los más jóvenes, mientras que Madrid es la que tiene a los de más edad, con una media de 54,1 años.

Si se tiene en cuenta la antigüedad en la carrera judicial, Aragón (23,4 años) es el territorio en el que prestan servicio los más veteranos. En el extremo contrario se sitúa Cataluña, donde la antigüedad media es de 15,2 años.

Los órganos centrales son los tribunales donde se encuentran los de mayor edad (61,9 años de media) y los que más años llevan en el ejercicio de la función jurisdiccional (31 años de media).

JUECES Y JUEZAS EN ACTIVO POR CADA 100.000 HABITANTES

En cuanto a la media de miembros de la carrera judicial por habitante, en 2019 es de 11,6 por cada 100.000. Hace diez años esa media era de 9,6.

Por comunidades, Asturias se mantiene como el territorio con una mayor ratio (14,5), seguido por Cantabria (14,1), mientras que el último puesto lo vuelve a ocupar Castilla-La Mancha con una media de 9,4.

Por encima o al mismo nivel que la media nacional están Cantabria (14,1); Galicia y Castilla y León (12,8); Canarias (12,4), Baleares (12,1); La Rioja (12) y Aragón (11,6).

Contador