Narbona defiende que la expulsión de 116 inmigrantes en Ceuta "no" es un "cambio de actitud" del Gobierno

Narbona en la UIMP
JUAN MANUEL SERRANO ARCE / UIMP
Publicado 29/08/2018 15:33:03CET

Asegura que no hay "efecto llamada", sino un "efecto salida" de personas que huyen de "situaciones dramáticas"

SANTANDER, 29 Ago. (EUROPA PRESS) -

La presidenta del PSOE, Cristina Narbona, ha defendido este miércoles en Santander que la decisión del Gobierno de expulsar a los 116 inmigrantes que el pasado 22 de agosto saltaron desde Marruecos la valla en Ceuta "no" supone un "cambio de actitud" del Ejecutivo en comparación con la acogida en el puerto de Valencia de los 629 migrantes rescatados en aguas del Mediterráneo por el buque 'Aquarius'.

Así, Narbona ha afirmado que "no es comparable" la llegada de los migrantes del 'Aquarius' con la de estas 116 personas, que lo hicieron "con violencia" y causaron heridas a siete guardias civiles, lo que considera "inadmisible".

Así se ha pronunciado este miércoles en una rueda de prensa que ha tenido lugar en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP), con motivo de su intervención en el encuentro 'Quo Vadis Europa? VI. ¿Hacia una nueva primavera europea?', en la que ha estado acompañada del secretario general del PSOE de Cantabria y delegado del Gobierno en esta región, Pablo Zuloaga, y del secretario del encuentro, Vicente Montávez.

Narbona ha apuntado que desde el PSOE se entiende que "no hay un cambio de criterio" entre ambas decisiones y que la seguridad de las fronteras españolas y la de los miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado tiene que ser "compatible" con la defensa de los derechos humanos, lo que depende, ha añadido, de las condiciones en las que llegan los inmigrantes.

Sobre este asunto se ha pronunciado también el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, que ha comparecido en el Congreso este miércoles y ha justificado la devolución a Marruecos de los 116 migrantes afirmando que esta acción "mandó un mensaje claro" a las "organizaciones criminales que trafican con personas".

ABOGA POR "DEJAR DE HACER DEMAGOGIA"

Además, Narbona ha reivindicado que el Gobierno de Pedro Sánchez ha planteado en Europa una propuesta para aumentar los fondos destinados a África --porque "es importante" tener "mayor holgura" presupuestaria para la ayuda al desarrollo en este continente--, que obtuvo una "respuesta positiva".

En su opinión, España debe seguir siendo "muy activa" en la perspectiva de que la inmigración "no se debe" a un efecto llamada, como el PP o Ciudadanos "pretenden trasladar a la opinión pública".

En esta línea, ha concretado que en 2017, con Mariano Rajoy (PP) al frente del Ejecutivo, llegaron a España por mar 22.000 personas, un 170 por ciento "más" que en 2016, y ha dicho "no recordar ninguna actuación" del Gobierno 'popular' que "pudiera interpretarse" como un efecto llamada.

Para Narbona, lo que se produce es un "efecto salida" de personas que huyen de "situaciones dramáticas", por lo que ha abogado por "dejar de hacer demagogia" en este ámbito y, por ende, "trabajar juntos en la medida de lo posible" para que las instituciones europeas se comprometan "a un mayor esfuerzo" en ayuda al desarrollo en África.

Al mismo tiempo, ha defendido que es "fundamental" el anuncio del Gobierno de Pedro Sánchez de un "cambio radical" en lo referido a la ayuda al desarrollo, que fue "prácticamente desmantelada" por el PP en su etapa de Gobierno, tal y como ha denunciado.

"REFORZAR" LA AYUDA AL DESARROLLO EN ÁFRICA

En esta rueda de prensa, además, ha adelantado el tema de la conferencia que impartirá en el encuentro sobre el futuro de Europa, un aspecto en el que ha señalado que Europa debe tener en cuenta la "vulnerabilidad" de "numerosos países" y "en particular" los del África subsahariana frente a los efectos del cambio climático".

Por ello, ha incidido en que hay que "reforzar" la ayuda al desarrollo en el continente africano y la lucha contra el cambio climático para abordar la inmigración fuera de las fronteras de Europa.

En su opinión, este es un "desafío ético" porque el cambio climático lo "han creado" los países más avanzados en base a un modelo energético cimentado en el uso de los combustible fósiles, mientras que el cambio climático "lo sufren" los países que "apenas" participan en la emisión de gases de efecto invernadero.

Tal y como ha proseguido, el planteamiento es "mucho más integral" que dinero, porque el objetivo es "ayudar" a que tengan "sus procesos de desarrollo" con instituciones públicas "capaces" de protagonizar un cambio social, económico e institucional.

LA UE COMO "BASTIÓN DE DEFENSA" DE VALORES

Y ha destacado que "todos" los Gobiernos de la UE se han adherido a la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas, que incorpora, entre otros aspectos, la lucha contra la pobreza, contra el hambre, el impulso del desarrollo en todo el mundo o la construcción de instituciones democráticas "fiables".

Además, ha defendido que el valor de la UE en la actualidad de cara a los ciudadanos europeos y no europeos es ser un "bastión de defensa" de valores como el Estado del Bienestar y la lucha contra el "lado oscuro de la globalización", que ha "beneficiado a unos pocos" y "ha perjudicado a muchos".

En este punto, ha remarcado que ha aumentado la pobreza y se han deteriorado de forma "drástica" los equilibrios ambientales y ha añadido que el conflicto en Siria "tiene mucho que ver" con la sequía que sufría el país y con la migración interna de ciudadanos desde el campo hasta las ciudades.