Las obras de renovación urbana de los barrios San Francisco y San Luis comenzarán próximamente

Publicado 03/09/2018 11:59:34CET

SANTANDER, 3 Sep. (EUROPA PRESS) -

Las obras de renovación urbana de los barrios San Francisco y San Luis comenzarán a finales de septiembre o primeros de octubre, según ha anunciado el concejal de Infraestructuras, Urbanismo y Vivienda, César Díaz.

La Junta de Gobierno Local ha aprobado la adjudicación de los trabajos a la empresa Ascan por un importe de 2.261.286 euros y un plazo de ejecución de 11 meses.

El proyecto contempla la reordenación y mejora de los espacios públicos, viales, aceras y redes de servicio, así como la construcción de dos nuevas glorietas para mejorar la movilidad en el entorno.

"Será una intervención integral para la mejora del espacio, del tráfico y de la movilidad, así como para generar áreas de paso y estancia más amables y funcionales", ha resumido Díaz, quien ha recordado que para el diseño de la actuación se celebraron reuniones con vecinos con el fin de recoger sugerencias.

El proyecto se enmarca, además, dentro de una política municipal que sitúa la atención y mejora de los barrios como un objetivo prioritario y se plasma en actuaciones de renovación urbana que contribuyen a hacerlos más habitables, a mejorar la calidad de vida para los vecinos y, a la vez, a generar actividad y empleo en la ciudad a través de inversiones productivas, ha agregado el edil.

El área afectada son los grupos San Francisco y San Luis y los trabajos incluirán el asfaltado de viales, pavimentación de aceras, creación de nuevas zonas verdes, mejoras en las redes de abastecimiento y saneamiento, e instalación de nuevo mobiliario urbano y arbolado, entre otras medidas.

El proyecto busca además mejorar la movilidad rodada en el entorno inmediato de los dos barrios, así como el espacio de proximidad, vinculado de un modo más directo a los vecinos que residen en la zona, y dotar de la máxima calidad y funcionalidad el espacio disponible entre edificios.

Para alcanzar el primero de los objetivos perseguidos, facilitando la movilidad rodada en la zona, se plantea, entre otras medidas, la ejecución de dos nuevas glorietas.

Así, se proyecta una nueva rotonda en la avenida de Los Castros, en la intersección con la calle Miguel de Unamuno, para suprimir los peligrosos giros a la izquierda que existen en la actualidad y facilitar todos los movimientos.

Además, se soluciona el fondo de saco que existe en el vial de servicio dándole salida a la avenida de los Castros, justo antes de la glorieta en la Bajada de San Juan. Y al mismo tiempo, al poner un solo sentido de circulación, se transforma la franja de aparcamiento en cordón existente en el lado exterior a batería.

La segunda rotonda se construirá en la calle Miguel de Unamuno, con el objetivo de centralizar el acceso al barrio San Francisco y mejorar su conexión con la avenida de Los Castros y General Dávila.

De esta manera se busca minimizar el tráfico interior al barrio, manteniendo la circulación a lo largo de vías de una cierta capacidad y preservando las pequeñas calles entre edificios para tráfico local y uso peatonal.

También se plantea la renovación de la calle Madre Soledad, en el tramo comprendido entre la avenida de Los Castros y General Dávila, y la creación de un carril central en General Dávila, a la altura del barrio, que permita semaforizar y regular los accesos al barrio desde esta vía.

ACTUACIONES DE RENOVACIÓN URBANA

Por lo que respecta a las actuaciones de renovación urbana, el proyecto busca crear un entorno más amable y humanizado para el peatón, con aceras suficientemente amplias, zonas verdes y espacios de estancia más diáfanos, accesibles y dotados de mobiliario urbano renovado.

Según ha señalado Díaz, también se ha procurado compatibilizar estas actuaciones con elementos significativos del paisaje del barrio, de gran relevancia para sus vecinos, cuya consideración y mantenimiento convierte esta actuación en una iniciativa conjunta, colaborativa y compartida, en línea con el ambiente de un barrio con numerosas actividades directamente gestionadas por la asociación de vecinos.

Entre las actuaciones planteadas destaca la renovación del espacio existente junto a la plazoleta, en el que se generan dos zonas de juegos infantiles y se mejora la accesibilidad, incorporando nuevo mobiliario urbano con amplios parterres que mantienen numeroso arbolado.

Además, se acondicionará la bolera, renovando el pavimento, el graderío y el cierre del espacio deportivo, e incorporando nuevos parterres.

El proyecto contempla también la creación de una pequeña plazoleta conectada con la acera izquierda de la calle Madre Soledad mediante una rampa, lo que permitirá un uso estancial de un espacio actualmente residual.