Publicado 28/02/2021 13:08CET

Piden entre 8 y 10 años de cárcel para acusados de falsificar billetes en Cantabria

Archivo - Fabricación De Billetes De Euros En La Fábrica Nacional De Moneda Y Timbre
Archivo - Fabricación De Billetes De Euros En La Fábrica Nacional De Moneda Y Timbre - FNMT/BANCO DE ESPAÑA - Archivo

Serán juzgados a partir de este martes día 2

SANTANDER, 28 Feb. (EUROPA PRESS) -

La Fiscalía pide penas de entre ocho y diez años de prisión para ocho acusados de falsificar billetes de 20 y 50 euros y ponerlos en
circulación en Cantabria.

Según el ministerio fiscal, dos de los acusados eran los ideólogos y promotores de la actividad, y contaron con la colaboración de familiares y amigos para la distribución y canje de los billetes ilegales.

El escrito de acusación señala que fabricaban los billetes de
20 euros mediante una fotocopia impresa en papel timbrado de un billete original, obteniendo así una copia "de calidad". A continuación, recortaban el holograma de un billete auténtico y el holograma de la fotocopia en papel timbrado y los intercambiaban, de manera que obtenían dos billetes de 20 euros a partir de uno original, y ambos con partes originales.

De esa manera, subraya el fiscal, "podían inducir a error en las máquinas de cambio o a terceras personas".

En el caso de los billetes de 50 euros, fotocopiaban un billete original sobre papel timbrado y pegaban en él un trozo de papel transferible metalizado.

Una vez confeccionados así los distintos billetes procedían a su distribución o canje en comercios de distintas localidades de la comunidad autónoma.

En la entrada y registro de la vivienda de uno de los dos principales acusados, en Hoznayo, se localizó papel timbrado comprado en estancos, un billete con el holograma cortado, fotocopias de billetes, "múltiples" billetes ya confeccionados, una cortadora de papel y dos impresoras. Igualmente, el otro cabecilla guardaba en su domicilio de Hazas de Cesto cartuchos de tinta para la impresora.

Según el ministerio público, con el papel timbrado que fue intervenido y las herramientas que empleaban podrían haber confeccionado billetes que puestos en el mercado alcanzarían un valor de 237.000 euros.

La Fiscalía considera los hechos un delito de falsificación de moneda de curso legal por el que solicita una condena de diez años de prisión y multa de 135.840 euros para cada uno de los dos cabecillas, y ocho años de prisión y la misma multa para el resto de los acusados.

El juicio contra ellos comenzará en la Sección Tercera de la Audiencia Provincial de Cantabria este martes, 2 de marzo, y está previsto que continúe el miércoles, jueves y viernes, en
sesiones que darán comienzo a las 10.00 horas.