Piden 13 años para el kamikaze que provocó la muerte de un joven en la A-67 en 2016

Actualizado 08/06/2019 10:58:28 CET

El juicio, con tribunal del jurado, comenzará este próximo martes, 11 de junio, a las 9.30 horas

SANTANDER, 7 Jun. (EUROPA PRESS) -

La Fiscalía solicita 13 años de prisión para el 'kamikaze' que provocó la muerte de un joven de 34 años en agosto de 2016 al circular ebrio y en sentido contrario por la A-67, colisionando frontalmente con el vehículo de la víctima a la altura de Barreda.

Tanto el fiscal como la familia del fallecido, que ejerce la acusación particular, solicitan la misma pena al considerarle autor de un delito contra la seguridad vial con manifiesto desprecio por la vida de los demás en concurso ideal con un delito de homicidio.

Un tribunal del jurado será el encargado de juzgar estos hechos desde próximo martes, 11 de junio, hasta el siguiente lunes, día 17, en la Sección Tercera de la Audiencia Provincial de Cantabria, todos los días --menos el fin de semana-- en sesiones que comenzarán a las 9.30 horas, según ha informado el Tribunal Superior de Justicia.

El martes 11 se constituirá el jurado y se verá la declaración del acusado; y el miércoles 12 se hará parte de la prueba testifical, que continuará el jueves 13, jornada en la que también declararán peritos. El viernes 14 están previstas las conclusiones y los informes de las partes y que el jurado se reúna para deliberar e emitir su veredicto el lunes 17.

Según el escrito provisional del fiscal, el 28 de agosto de 2016, sobre las cinco de la madrugada, el acusado condujo en dirección contraria por la A-67 a lo largo de nueve kilómetros y colisionó frontalmente con otro vehículo, cuyo conductor murió de manera inmediata.

El acusado, que había estado horas antes en las fiestas patronales de Bilbao consumiendo bebidas alcohólicas, presentaba un nivel etílico en sangre de 1,93 gramos de alcohol por litro.

El ministerio público califica estos hechos como un delito contra la seguridad vial con manifiesto desprecio por la vida de los demás en concurso ideal con un delito de homicidio, por lo que solicita una condena de 13 años de cárcel, además de una indemnización de 195.000 euros para los familiares y la pareja sentimental del fallecido.

De esta cantidad, entiende el ministerio fiscal que debe responder directamente la compañía aseguradora del vehículo que conducía el ahora acusado.

Por su parte, la acusación particular que ejerce el entorno de la víctima, coincide en la petición de condena de prisión, además de la privación del derecho a conducir vehículos durante diez años, lo que supone en la práctica la pérdida de la vigencia del permiso de conducir.

En cuanto a la indemnización, entiende la acusación particular que el acusado y la compañía aseguradora deben indemnizar directa y solidariamente en 258.000 euros a la familia y a la pareja del fallecido.

Finalmente, la defensa considera que los hechos conforman un delito contra la seguridad vial en concurso con otro de homicidio imprudente y cree que la pena debe ascender a dos años y medio de prisión y cuatro de privación del permiso de conducir.

Contador

Para leer más