Podemos celebra la dimisión del gerente de Atención Primera pero insiste en el cese de Real

Publicado 12/12/2018 19:56:18CET

SANTANDER, 12 Dic. (EUROPA PRESS) -

Podemos ha celebrado la dimisión del gerente de Atención Primaria del Servicio Cántabro de Salud (SCS), Alejandro Rojo, tras ser señalado por la Fiscalía en la investigación abierta por las irregularidades contractuales en el SCS.

Pero la formación morada confía en que la próxima persona en abandonar su cargo sea la consejera de Sanidad, María Luisa Real (PSOE), como "corresponsable" de la actual situación, pues "el gerente nunca debió ser nombrado".

"Llevamos más de un año señalando su incapacidad para gestionar las necesidades de Atención Primaria y si ahora dimite es porque está siendo investigado por la Fiscalía", señalan los podemitas.

En un comunicado, vuelven a pedir al presidente del Gobierno y líder del PRC, Miguel Ángel Revilla, que cese a la titular de Sanidad.

"La sordera de la señora Real respecto a la mala gestión o delito, tal y como estamos viendo, en las distintas unidades del SCS la convierten en corresponsable de la situación actual ya que ella es la persona encargada de elegir malos responsables que acaban en los tribunales y por lo tanto, debe actuar en consecuencia y abandonar su cargo", razona Podemos.

Para finalizar, denuncia que los partidos con representación parlamentaria siguen "bloqueando" la puesta en marcha de la comisión de investigación del SCS, impulsada por Podemos y aprobada en el Pleno.