El PP critica la "prepotencia" de Mañanes y le acusa de "endiosarse"

Publicado 07/09/2018 13:59:56CET

Insta al consejero a que "no busque culpables en los demás" cuando él es el "responsable"

SANTANDER, 7 Sep. (EUROPA PRESS) -

El Partido Popular ha advertido al consejero de Educación, Francisco Fernández Mañanes (PSOE), que él, y no el PP, es "el responsable" de el curso haya arrancado en Cantabria con huelga y de tener a la comunidad educativa "en pie de guerra", y le ha acusado de "endiosarse" y de tener una "actitud cargada de prepotencia".

"En la vida en general y en la política en particular endiosarse es muy malo y es un riesgo en el que está incurriendo el señor Mañanes", ha opinado el portavoz del PP de Cantabria, Íñigo Fernández, que le ha pedido que "no busque culpables en los demás" cuando él es el "responsable" del "clima de tensión" que existe en la educación y el que debe resolverlo.

Fernández ha criticado, a preguntas de los periodistas, la forma en la que el consejero ha respondido al requerimiento que les han hecho los 'populares' a que buscara una solución.

Así. ha considerado "verdaderamente espeluznante" que el consejero haya reaccionado a este requerimiento pidiendo al PP que "deje de enredar".

El también diputado regional le ha recordado a Fernández Mañanes que el PP es el "principal partido de la oposición" y fue la formación más votada en las últimas elecciones autonómicas, obteniendo 13 diputados, mientras que el PSOE --el partido del consejero-- obtuvo 40.000 votos y cinco de los 35 parlamentarios de la Cámara regional.

Además, le ha recordado al socialista que él "entró a mitad de legislatura" para sustituir al anterior consejero, el también socialista Ramón Ruiz.

Por todo ello, el PP considera que Fernández Mañanes debe afrontar esta situación "con más realismo".

Fernández le ha advertido que el problema no es que al consejero "le moleste" que el PP le pregunte cómo va a arreglar la situación, sino que este viernes, primer día del curso escolar en Infantil y Primaria, tiene a "50.000 niños sin clase", a los profesores "en huelga", a los padres "sin saber qué hacer" con sus hijos y a la comunidad educativa "en pie de guerra".

Además, el PP considera que el presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, también tiene "responsabilidad" en este problema y se ha quejado de que cada vez que hay un conflicto "siempre desaparece" y "esconde el morro".