Publicado 24/02/2021 13:01CET

El PP "exige" al Gobierno la reapertura del interior de la hostelería "hoy mismo"

La presidenta del PP de Cantabria, María José Sáenz de Buruaga. Imagen de archivo
La presidenta del PP de Cantabria, María José Sáenz de Buruaga. Imagen de archivo - PP

Buruaga ha hecho esta petición minutos antes de que Sanidad anuncie que la reapertura será la próxima semana si se consolida la fase 2

SANTANDER, 24 Feb. (EUROPA PRESS) -

La presidenta del PP de Cantabria, María José Sáenz de Buruaga, ha "exigido" este miércoles al Gobierno de Cantabria (PRC-PSOE) la "reapertura inmediata", desde "hoy mismo", del interior de los negocios de hostelería de la comunidad, cerrado desde principios de noviembre, aunque de forma "controlada", "con limitación de aforos y comensales y con todas las medidas de seguridad".

En una rueda de prensa, Sáenz de Buruaga ha afirmado que "a estas alturas de la pandemia" y con los datos sobre la evolución del coronavirus que presenta Cantabria, que recientemente ha entrado en fase 2 de alerta sanitaria (riesgo medio), seguir con el interior de la hostelería cerrada "no se sostiene" y entiende que "no es una decisión técnica, sino una decisión política con mayúsculas".

La líder de los 'populares' ha hecho esta reclamación poco antes de que el consejero de Sanidad, Miguel Rodríguez (PSOE), haya anunciado, también en rueda de prensa, que Cantabria abrirá la próxima semana el interior de los bares con menos del 50% de aforo y sin consumo en barra.

Según ha apuntado el titular de Sanidad, puede que esta flexibilización de medidas no se aplique en algunos municipios con mayor incidencia del coronavirus, y se llevará a cabo solo si se consolidan los datos del nivel de alerta 2 durante los próximos días.

Apenas media hora antes del anuncio del consejero, Buruaga ha criticado que el Gobierno, "en solitario y en dirección contraria" al del resto de comunidades autónomas, haya optado en este tiempo, a su juicio, "por la vía más fácil y más cómoda", como fue, desde el 6 de novimebre, el "cierre generalizado, en lugar de buscar soluciones intermedias y mucho más equilibradas para un sector que lleva casi cuatro meses cerrado, a un coste altísimo".

La líder del PP se ha quejado de que "fue la primera en adoptar la medida más extrema y va a ser la última que reabra el interior", ha aseverado.

Así, frente a la decisión de Sanidad de esperar a que la fase 2 se consolide para permitir esta reapertura, Buruaga ha defendido que "no hay tiempo que perder". "La hostelería está al límite de su resustencia y una semana o un fin de semana puede ser la diferencia entre estar o no estar", ha afirmado.

Buruaga ha insistido en que "ninguna" otra comunidad ha tenido tanto ctiempo cerrado el interiro de los locales, "de manera generalizada en todo el territorio y también durante la Navidad".

En este sentido, ha indicado que "todas las comunidades autónomas en la misma situación epidemiológica que Cantabria, o incluso peor, han optado por fórmulas intermedias, por medidas más flexibles", como el establecimiento de franjas horarias, reducción de aforos y del número de comensales o cierres totales solo en los municipios con riesgo extremo".

"Cantabria no, Cantabria siempre ha estado en el extremo", se ha quejado Buruaga, que se ha preguntado "¿por qué las demás sí y Cantabria no?" y "en base a qué criterios objetivos o informes técnicos" se mantiene el cierre del interior de la hostelería.

BURUAGA: QUE REVILLA DECRETE LA APERTURA HOY

"¿Dónde está escrito que para abrir el interior de bares y restaurantes haya que estar en un nivel de riesgo 2?", ha Buruaga, que ha denunciado que el "autoritarismo" del consejero de Sanidad y la actitud del presidente regional, Miguel Ángel Revilla (PRC), que a su juicio en esta pandemia está "de oyente" de Rodríguez, está llevando a la hostelería de Cantabria "a la ruina".

Así, Buruaga ha pedido a Revilla que "no le tiemble el pulso y decrete la apertura hoy". "¡Basta de esconderse detrás de los técnicos para poder justificar lo que ya es injustificable!", ha exclamado.

La líder del PP ha aclarado que su partido no pide "una desescalada rápida", sino una que sea "gradual, prudente y adecuada a la realidad epidemiológica y sanitaria" de la comunidad, "sin agravios y sin más víctimas económicas".

Para leer más