Publicado 30/03/2015 20:35CET

PRC y PSOE creen que la solución para los derribos "no se ha producido" e instan al Gobierno a no "sacar pecho"

Fernández dice que el "camino" abierto hacia la solución es "irreversible"

SANTANDER, 30 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Cantabria insiste en los "importantes avances" del Plan de Derribos y afirma que el camino hacia la solución definitiva es "irreversible" y "mucho más ilusionante y esperanzador" que había, mientras PRC y PSOE le han recordado que, hasta ahora, ha habido "cero legalizaciones" y le han instado a no "sacar pecho" por una "solución que no se ha producido".

Así lo han expresado cada parte este lunes en el Pleno, el último de la legislatura, en la que ha comparecido, a petición propia, el consejero de Medio Ambiente, Ordenación del Territorio y Urbanismo, Javier Fernández, para dar cuenta del cumplimiento del Plan de Derribos aprobado en 2011 por el actual Gobierno regional y los ayuntamientos con viviendas con sentencia de derribo que, según ha dicho, se está "materializando en soluciones".

En contraposición, el PSOE ha opinado que ni el objetivo ni los plazos establecidos en el Plan de Derribos del Gobierno se han cumplido y ha recordado que éstos era "legalizar la mayoría" de las viviendas con sentencia de derribo y dar una "solución definitiva" en la actual legislatura.

El diputado socialista Miguel Ángel Palacio ha señalado que el alcanzar esa "solución definitiva" sí va a pasar de esta legislatura a punto de concluir y, según ha resaltado, serán los próximos Gobierno de Cantabria, Parlamento regional y Corporaciones locales de los ayuntamientos afectados los que tengan que seguir "gestionando" este problema.

Para Palacio, ha sido una "legislatura cruel" en la que ha habido "0 por ciento de legalizaciones".

En la misma línea, el portavoz del grupo parlamentario regionalista Rafael de la Sierra, ha afirmado que "nadie" tiene "motivos para sacar pecho o atribuirse méritos" por una "solución que no ha llegado".

Este sentido, ha opinado que en relación al avance hacia una "solución definitiva", han sido cuatro años "casi perdidos".

De la Sierra ha explicado que esa solución definitiva sería el conseguir legalizar las viviendas por la modificación de los planeamientos y que no haya ningún derribo hasta que los afectados no sean indeminizados, algo que, "solo se consigue" con una modificación de la normativa estatal.

En contraposición a lo expresado por PRC y PSOE, el consejero ha afirmado que, hoy en día, "la mayor parte" de los propietarios tiene "soluciones reales" sobre la mesa, como las autorizaciones provisionales y las posteriores licencias o los acuerdos de compensación que, a su juicio, llevan la "tranquilidad" y "seguridad" que "necesitan" los afectados.

Fernández ha defendido que la situación de los propietarios es incluso "más sólida y mejor" que la que se preveía en el Plan de Derribos gracias al diseño de los acuerdos de compensación para garantizar el patrimonio de las familias, tanto en aquellos supuestos en que hay posibilidades de legalización, algo no previsto inicialmente, como en aquellos en los que va a haber derribo.

Sin embargo, ha reconocido que queda "mucho por hacer" pero ha pedido a los propietarios que tenga "la absoluta seguridad" de que van a recorrer el "camino" que resta "junto" a ellos y continuará trabajando hasta "resolver el último problema" de la "última familia".

Fernández, que ha negado "sacar pecho" con lo conseguido, ha asegurado que su "única obsesión" es dar una solución a las familias afectadas y, para ello, ha reclamado el "consenso" de todos los grupos parlamentarios que den "tranquilidad" a las familias para que sepan que todos "reman en la misma dirección".

Precisamente, en esa línea, en este último pleno el Parlamento ha aprobado este lunes por la unanimidad de los tres grupos una proposición no de ley en la que todos los grupos apoyan los acuerdos de compensación.

Para leer más