Publicado 14/07/2020 9:44:42 +02:00CET

Los precios bajan un 0,5% en junio en Cantabria

Interior de un supermercado
Interior de un supermercado - MERCADONA - Archivo

SANTANDER, 14 Jul. (EUROPA PRESS) -

El Índice de Precios de Consumo (IPC) subió en Cantabria cuatro décimas en junio respecto a mayo, por el repunte de los de la vivienda y, también, del ocio y la cultura y el transporte.

Sin embargo, en comparación con el mismo mes del año anterior, los precios bajaron medio punto en la región, en este caso debido también al transporte y la vivienda, según los datos publicados este martes por el Instituto Nacional de Estadística.

En todo el país, el IPC aumentó un 0,5% en términos intermensuales y elevó seis décimas su tasa interanual, hasta el -0,3%, frente al -0,9% de mayo, según las cifras definitivas del INE, que coinciden con las avanzadas hace unas semanas.

Con este avance del 0,6%, el IPC interanual rompe una racha de cuatro meses de retrocesos y encadena ya tres meses en tasas negativas

En la región, los precios se incrementaron un 0,4% en junio respecto a mayo, por el aumento de los de la vivienda (1,6%) por la electricidad y el gasóleo; el ocio y la cultura (1,3%); y el transporte (1,2%), debido a que los carburantes y lubricantes aumentaron este mes mientras que bajaron en junio de 2019

También se encarecieron en el sexto mes del año, aunque en menor medida, las tarifas de hoteles, cafés y restaurantes, tres décimas, igual que el menaje, mientras que las bebidas alcohólicas y tabaco subieron un 0,2%.

Por contra, se abarataron el vestido y calzado, un 1% por las rebajas de verano, y los alimentos y bebidas no alcohólicas, medio punto. Destacan las legumbres y hortalizas, que descendieron un 2,5% respecto a mayo, la carne, que bajó un 0,3%, y la leche, queso y huevos, con una disminución del 0,5%

En relación a junio de 2019, el IPC bajó un 0,5% en la región, arrastrado en este caso por el transporte (-6,5%) y la vivienda (-4,2%), y también por el ocio y la cultura (-0,6%).

Sin embargo, los precios que más han aumentado en el último año han sido los de los alimentos y bebidas no alcohólicas, un 2,9%, seguido de hoteles, cafés y restaurantes (1,9%) y la enseñanza (1,7%)

DATOS NACIONALES

El organismo estadístico ha atribuido el aumento de la tasa interanual del IPC del 0,5% al encarecimiento de la electricidad y de los carburantes y combustibles, frente a la bajada de precios que registraron en junio de 2019.

Y pese al aumento de las gasolinas y la luz, el grupo de los alimentos recortó en junio su tasa interanual siete décimas, hasta el 2,8%.

La inflación subyacente, que excluye los alimentos no elaborados y los productos energéticos, disminuyó una décima en junio, hasta el 1%, con lo que se sitúa algo más de un punto por encima del IPC general.

El INE recuerda que el 22 de junio finalizó el estado de alarma y la mayoría de los establecimientos comerciales reanudaron su actividad. Sin embargo, el organismo ha mantenido la recogida de precios por medios telemáticos debido a que la mayor parte del mes ha estado vigente la restricción de movimientos y la limitación de aforos en los establecimientos.

En junio la mayoría de la cesta de productos del IPC ya estaba disponible para su adquisición por los hogares, a excepción de los artículos relacionados con el turismo y la asistencia a espectáculos deportivos y culturales. Por tanto, explica el INE, en el IPC de junio los procedimientos utilizados para la estimación de precios han dejado de utilizarse, volviendo a los métodos habituales, a excepción de los artículos mencionados, donde se ha realizado una estimación.

Debido a la situación de confinamiento de los hogares por el Covid-19, el INE ha elaborado dos agregaciones especiales en las que se recoge el efecto en los precios de los bienes y servicios que la mayoría de los hogares han seguido consumiendo en la situación actual.

Los precios de los productos del 'Grupo especial bienes Covid-19', en el que se incluyen los productos de alimentación, bebidas, tabaco, limpieza y artículos no duraderos para el hogar, comida para animales, productos farmacéuticos y cuidado personal, aumentaron un 2,3% en junio respecto al mismo de 2019, cinco décimas menos que en mayo.

Estadística destaca el comportamiento de los precios de los alimentos, cuya tasa anual pasa del 3,5% en mayo al 2,8% en junio y dentro de ellos, los alimentos no elaborados, que recortaron casi 1,5 puntos su tasa, hasta el 4,1%, por el menor aumento de los precios de las frutas frescas y el abaratamiento de la carne de porcino y la de ave y de las legumbres y hortalizas frescas.

Por su parte, los precios del 'grupo especial servicios Covid-19', en el que figuran los servicios de alquiler de vivienda y garaje, la distribución de agua, alcantarillado, recogida de basuras, gastos comunitarios, electricidad, gas, gasóleo para calefacción, telefonía, música y televisión en 'streaming', seguros, comisiones bancarias y servicios funerarios, bajaron un 2,4% en junio en tasa interanual, más de 1,5 puntos por encima del registro de mayo, debido al encarecimiento de los precios de la electricidad, que presentaron una tasa del -10,8%, más de seis puntos superior a la del mes anterior.

En el sexto mes del año, el Índice de Precios de Consumo Armonizado (IPCA) situó su tasa interanual en el -0,3%, seis décimas más que en mayo.

Contador