Revilla dice que no va a consentir que la A-8 sea "otro túnel de La Engaña"

Actualizado 04/03/2012 18:59:37 CET

Revilla dice que no va a consentir que la A-8 sea "otro túnel de La Engaña"

Previa YoutubeCargando el vídeo....
Actualizado 04/03/2012 18:59:37 CET

Más de 1.000 personas han participado en la manifestación convocada por el PRC para exigir la conclusión de la Autovía del Cantábrico

SANTANDER, 4 Mar. (EUROPA PRESS) -

El secretario general del PRC, Miguel Ángel Revilla, ha advertido este domingo a los gobiernos de España y Cantabria que su partido no consentirá que la autovía Solares-Torrelavega se convierta en "otro túnel de La Engaña". "No nos vamos a callar", ha anunciado al término de la manifestación celebrada este domingo en Solares, en la que han participado más de 1.000 personas, bajo el lema 'Por la reanudación de la obra pública. Autovía Solares-Torrelavega ¡YA!'.

Revilla ha destacado que Cantabria es hoy la única comunidad autónoma donde se encuentran paralizadas todas las obras públicas, tanto las dependientes de la Administración central como las que son responsabilidad del Gobierno autonómico, y ha asegurado que con el Partido Popular solo se viven "cierres y cierres", sin ninguna acción "en positivo" y ningún proyecto a la vista, lo cual está acabando con la "ilusión" de los ciudadanos.

"Todo son recortes", ha insistido el líder regionalista, para quien "quitándole a la gente dinero y capacidad de compra no se sale de la crisis", sino que también es necesario transmitir "ilusión", cosa que no hace el actual Gobierno. Por ello, ha sentenciado, "ellos son la crisis, no nosotros".

Asimismo, ha denunciado que el presidente regional, Ignacio Diego, permanezca "servil, callado y sin decir nada" mientras Cantabria es la única comunidad que ha quedado al margen de la reanudación de la obra pública anunciada por la ministra de Fomento, Ana Pastor.

En este sentido ha recordado todas las críticas que el PP vertió en su contra desde la oposición, acusándole de no reivindicar, y ha cuestionado que ahora lo "justifique todo", desde la reforma laboral a la subida de impuestos, "cuando antes se decía que para salir de la crisis había que bajarlos", pasando por la paralización de la obra pública. "Decían que había que reanudar la obra pública, pero no hay ni una máquina trabajando y, en solidaridad con lo que está haciendo el Ministerio, nuestro presidente también ha parado toda la obra propia del Gobierno de Cantabria", ha precisado.

Además de rechazar esta situación "inexplicable", Revilla ha considerado especialmente grave que permanezca parado el tramo Solares-Torrelavega cuando la nueva ministra de Fomento ha anunciado la conclusión de la Autovía del Cantábrico a su paso por Galicia y Asturias, "una ignominia" que ahonda en el agravio cometido por el anterior ministro, el socialista José Blanco, al paralizar todos los proyectos de infraestructuras "en venganza" por la rectificación a la que se vio obligado respecto a la construcción del Tren de Alta Velocidad entre Santander y Palencia.

5.000 PERSONAS AL PARO

El secretario general del PRC ha explicado que el parón de la obra pública en Cantabria "ha enviado al paro a más de 5.000 personas", ya que constituye "el mayor disparate" que un Gobierno puede cometer en tiempos de crisis, por lo que ha reivindicado la puesta en marcha de todas las actuaciones dependientes del Estado, tanto el tramo Solares-Torrelavega de la Autovía del Cantábrico como las mejoras de los puertos de San Glorio y Los Tornos, el Desfiladero de la Hermida y la conexión entre Aguilar de Campoo y Burgos.

También ha advertido de las consecuencias que sufrirá la comunidad autónoma si se mantiene la actual situación y se llega a 2013 sin una sola actuación pública en marcha. "Será un caos, aumentará el paro y nos dejarán otra vez en desventaja comparativa con el resto de España", ha augurado.

Finalmente, Revilla ha aludido al retroceso que vive la región desde que gobierna el PP, que se ha plasmado sobre todo en el incremento del paro en más de 10.000 personas, hasta superar los 53.000 desempleados, cuando en julio era la región con "el menor paro de España, la menor deuda y la mejor calificación de solvencia de todas las autonomías".

Ante esta realidad, ha criticado la "estrategia del pánico" que utiliza el actual Ejecutivo, "infundiendo miedo en la gente para justificar cualquier recorte", y su intento de "echar la culpa de todo a los anteriores", cuando lo cierto es que "recibieron una región con una tasa de desempleo del 14 por ciento, que hoy ha superado el 17 por ciento y va camino de alcanzar la media nacional".