El presidente niega "recortes" pero admite que no se gastarán 135 millones "que no van a llegar"

Actualizado 11/08/2019 17:25:07 CET

CABEZÓN DE LA SAL, 11 Ago. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, ha asegurado este domingo que su Gobierno (PRC-PSOE) no va a hacer "recortes", pero ha admitido que va a dejar de gastar 135 millones que tenía previsto y que "no van a llegar" por la falta de Ejecutivo de la Nación y de presupuestos generales.

Así lo ha manifestado el líder regionalista durante su intervención en el acto institucional por la celebración del Día de Cantabria en Cabezón de la Sal, donde ha vuelto a aludir a la coyuntura en España y a las consecuencias que tiene sobre la Comunidad, en un contexto en el que ve "altas posibilidades" de que haya nuevas elecciones tras la fallida investidura de Pedro Sánchez y el bloqueo político.

"Recortes, con relación a lo que había, nada", ha sentenciado Revilla sobre la posibilidad de ajustes presupuestarios en las distintas consejerías del bipartito, aunque ha reconocido que hay una previsión de gasto que no se va a hacer, y que los cántabros dejarán de recibir por tanto los citados 135 millones -que aporta el Estado a la región-, lo que es "una barbaridad".

"Con eso se compran más de 120.000 vacas de leche", ha comentado el jefe del Ejecutivo autonómico sobre esa cuantía, que se iba a destinar a cuestiones como atender a las personas dependientes, "no para hacer polideportivos".

"Es un drama. ¿De qué vale meter horas si no te llega la caja?", se ha preguntado el secretario general del PRC, a la par que ha pedido al resto de partidos con representación en el Congreso -el suyo es el único que ha votado, junto con el PSOE, a favor de la investidura de Sánchez- que "piensen en la gente" que "no va a recibir ese dinero".

Y es que, a su juicio, "lo peor" que puede ocurrir es que no haya gobierno, más incluso que si hay uno que funciona "mal", pues "sin gobierno no hay nada que hacer".

También cree que "todos" los partidos, aunque "unos más que otros", tienen "culpa" en la situación en que se encuentra el país, al haberse vuelto "cainitas" las formaciones, que ven al "rival" como un "enemigo" y no le dan "nada".

Ante esto, el presidente cántabro ha llamado de nuevo al "sentido común" de los distintos partidos para que "dejen" gobernar al que ha ganado las elecciones -PSOE-, más si se tiene en cuenta que "en el otro bando" no hay posibilidad de alternativa, y porque volver a las urnas sería "un fracaso".

GASTO SANITARIO

En su mensaje, pronunciado en el Parque Municipal Conde San Diego de la localidad y que ha durado más de una hora, Miguel Ángel Revilla también se ha referido al requerimiento que el Estado ha hecho a Cantabria y diez comunidades más por exceder el límite de gasto sanitario, y por lo que el PRC-PSOE dará las explicaciones exigidas, como ya indicó esta semana el vicepresidente y líder socialista, Pablo Zuloaga.

El presidente ha asegurado también que este incumplimiento ha sido algo "puntual", y que obedece a que "estamos dando medicamentos a todo el mundo", en una sociedad en la que cada vez hay más personas mayores y que viven más años. "Por eso sube" el gasto, ha explicado el presidente, al tiempo que ha defendido que "hay que hacerlo", porque "la salud está por encima de todo".

Pese a esta situación en el ámbito sanitario, Revilla ha recordado que Cantabria es "una de las cinco" comunidades que cumple los objetivos de déficit y la regla de gasto en términos generales, como reconoció la propia ministra de Hacienda, María Jesús Montero, en su toma de posesión como presidente.

Contador