Actualizado 30/05/2009 22:07 CET

El Rey preside mañana en Santander un homenaje a la Bandera y a los Caídos

A partir de las doce del mediodía en el Parque de Las Llamas

SANTANDER, 30 May. (EUROPA PRESS) -

El Rey de España presidirá mañana, domingo, en Santander un homenaje a la Bandera y a los Caídos, actos con los que se culmina la celebración del Día de las Fuerzas Armadas. Será a partir de las doce del mediodía en el Parque de Las Llamas de la capital cántabra.

Además de las unidades que constituirán la fuerza de honores, está prevista la participación de enseñas históricas de unidades de los ejércitos cercanas a Santander o que celebren algún aniversario, como la del Regimiento de Infantería 'Soria 9', que conmemora este año su quinto centenario.

Asimismo, una batería de salvas proporcionará los honores de ordenanza, y paracaidistas del Ejército del Aire harán llegar la bandera nacional mediante lanzamiento paracaidista. También colaborará la patrulla 'Águila'. Los homenajes a la Bandera y a los Caídos se podrán seguir por la 2 de TVE y a través de la web de rtve.es.

Tras estos actos, los invitados serán traslados al Palacio de La Magdalena, donde se servirá una copa de vino. Entre los asistentes destaca la ministra de Defensa, Carme Chacón; así como las principales autoridades de la región: el presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla; el delegado del Gobierno en la Comunidad, Agustín Ibáñez; el jefe del Legislativo, Miguel Ángel Palacio, y el alcalde de Santander, Iñigo de la Serna, entre otros.

Ya por la tarde, a las cinco, habrá un una exhibición aérea a cargo de la Patrulla Águila.

Lo más leído

  1. 1

    El Congreso aprueba la propuesta de Podemos para eliminar mensajes de odio en redes sociales

  2. 2

    Podemos pide al Gobierno medidas para vigilar las redes sociales y eliminar de inmediato mensajes de odio

  3. 3

    Entra en vigor el estado de alarma tras su publicación en el BOE

  4. 4

    ¿En que consiste el nuevo estado de alarma? Estas son las principales medidas

  5. 5

    Captan la atmósfera de un mundo a 260 años luz que 'no debería existir'