Publicado 22/07/2022 11:26

Santander pierde empadronados que ganan Piélagos y Santa Cruz de Bezana, aunque crecen los habitantes por la inmigración

Archivo - Gente en Cantabria
Archivo - Gente en Cantabria - GOBIERNO DE CANTABRIA - Archivo

Cantabria registra 55.000 cambios de residencia en 2021 y recupera los saldos migratorios previos a la pandemia

SANTANDER, 22 Jul. (EUROPA PRESS) -

Cantabria ha registrado 55.000 cambios de residencia en 2021 y ha recuperado los saldos migratorios previos a la pandemia. Además, Santander ha perdido empadronados, que ganan Piélagos y Santa Cruz de Bezana, aunque han aumentado los habitantes gracias a la llegada de inmigrantes.

Son algunas de las conclusiones del estudio del Instituto Cántabro de Estadística (ICANE) sobre 'Variaciones Residenciales en 2021', con los datos actualizados del Instituto Nacional de Estadística (INE), que muestra que Cantabria está recuperando la tendencia que había antes de la pandemia sanitaria en lo que se refiere a saldos migratorios, es decir, la diferencia entre las altas y bajas en los padrones municipales procedentes de habitantes de fuera de la comunidad.

"Aunque las cifras de los saldos siguieron siendo elevadas en 2021, se aprecia un claro descenso con respecto al año anterior, en el que la crisis sanitaria provocó que muchos vecinos de otras comunidades autónomas se establecieran en sus segundas residencias, fijadas en nuestra comunidad", ha explicado el director del ICANE, Héctor Sánchez.

Así, durante el año pasado se registraron en Cantabria 54.821 cambios de residencia, siendo el saldo por variación residencial de 4.009 movimientos, una cifra algo menor que el año anterior, cuando se desató la pandemia sanitaria, y que alcanzó los 5.533, el más alto registrado en los últimos años.

Desglosando estas cifras según si el saldo era interior (entre comunidades autónomas) o exterior, en el caso de la salida y llegada de extranjeros a Cantabria, se observa que ambos son positivos, si bien el exterior es ascendente (17,6%), situándose en 2.444 movimientos, mientras que el interior es descendente (54,7%), con 1.565 para 2021.

Y es que el 'efecto Covid' provocó, según esta publicación, que en 2020 se alcanzase el saldo interior más elevado de los últimos años (3.454). No obstante, a medida que la situación sanitaria se fue normalizando y las medidas flexibilizando, las cifras descendieron a la mitad con respecto al año anterior.

En general, el flujo migratorio se dirigió principalmente hacia la zona Costera Oriental y Alto Asón. Destaca Castro-Urdiales, que fue el municipio con el mayor saldo en 2020, con 821 nuevos habitantes, fruto de las llegadas de vecinos del País Vasco. Este fenómeno también se notó en Santander con el incremento de personas que venían desde Madrid.

En general, las comunidades de origen más importantes son País Vasco, de donde llegan el 26,3% de las altas procedentes de otras regiones (2.154); la Comunidad de Madrid, que representan el 17,1% (1.402), y Castilla y León con el 11,5% (944).

CAMBIOS DE RESIDENCIA EN CANTABRIA

Durante 2021 los cántabros que cambiaron de municipio lo hicieron principalmente hacia aquéllos situados fuera de los grandes centros urbanos pero próximos a los mismos. Así, cercanos a Santander se encuentran los saldos más destacados en Piélagos (163), Santa Cruz de Bezana (146) y El Astillero (62).

Junto a Torrelavega, por su parte, crecieron Polanco (79) y Reocín (60). Y en el área oriental, cercanos a Laredo y Castro-Urdiales, se encuentran los municipios de Bárcena de Cicero (68) y Meruelo (60).

Santander sigue con la tendencia de perder habitantes ya empadronados a favor de municipios cercanos y se sitúa como el primero con el saldo más negativo dentro de la Comunidad (-781). Después figuran Camargo (-91), Castro-Urdiales (-80), Cabezón de la Sal (-67), Reinosa (-62) y Torrelavega (-57).

SALDO EXTERIOR

En cuanto al saldo exterior, en 2021 se registraron un total de 4.742 altas y 2.298 bajas. "Nos encontramos con un marcado ascenso tanto de las altas como de las bajas padronales, las primeras crecieron un 32% y las segundas un 51%, en este caso también consecuencia del fin de restricciones asociadas a la COVID-19", recoge el estudio.

En general, el mayor número de altas está protagonizado por americanos (53,9%), seguidos por europeos (20,9%), procedentes sobre todo de países de la UE (12,6%). Los países de los que más llegan nuevos residentes son Colombia, Perú, Argentina, Venezuela y Marruecos. Por su parte, los españoles retornados lo hacen principalmente de Reino Unido, Francia, Alemania, Colombia y EE.UU.

Durante 2021, los saldos con el extranjero siguen siendo positivos en los municipios más poblados, destacando de Santander con (1.212), seguido de Torrelavega, Castro-Urdiales, Camargo y Piélagos; todos ellos, municipios mayores de 20.000 habitantes y que agrupan a más del 50% de la población de Cantabria.

RÁNKING DE SALDOS MIGRATORIOS

Por otro lado, y en relación con el ránking de saldos migratorios, en 2021 Santander fue el municipio con el saldo más elevado (593), con 324 empadronados más que en 2020, gracias a las llegadas desde el extranjero (un 136,3%).

Le siguieron Torrelavega (282), Piélagos (230) y Castro-Urdiales (191), pese a que en estos dos últimos se registraron descensos marcados respecto a las cifras del año 2020.

Destaca la caída de Camargo, que ha pasado de ser el tercer municipio con mayor saldo, con 265, a la posición 20, con un saldo de 57.

Por último, de los 10 municipios con saldos negativos, el más desfavorable se localiza en Reinosa (-99), un importante descenso respecto al año anterior, en el que su saldo se situaba en -59. Le siguen los municipios de Santoña con -27 y Soba con -16, ambos con saldos positivos en el año 2020.