Publicado 31/08/2020 12:49:00 +02:00CET

Santander tendrá 29 vigilantes en los colegios y repatriará kits de gel y mascarilla a los niños

El Ayuntamiento invertirá este año 500.00 euros más en la limpieza de los colegios

SANTANDER, 31 Ago. (EUROPA PRESS) -

La ciudad de Santander está "totalmente preparada" para iniciar un curso escolar "seguro y responsable", en el que dispondrá de 29 'vigilantes' de las medidas Covid en los colegios y dispensadores de gel hidroalcohólico en todas sus entradas y salidas, además de que repartirá 20.000 kits de mascarilla y gel a los niños de Infantil y Primaria para concienciarles de su uso.

Asimismo, la Policía Local controlará las entradas y salidas de los colegios --en total 23 públicos y 54 sumando los concertados--, ya que se prevén "mayores problemas" de tráfico que otros cursos debido a la posibilidad de que algunas familias decidan que sus hijos no hagan uso del transporte público y les lleven en coche, generando así "colapsos".

Además el Ayuntamiento invertirá este curso 500.000 euros más en la limpieza de los colegios que los años anteriores debido a que es necesaria una mayor periodicidad y unos productos específicos, con lo que la cifra asciende a los 1,8 millones.

Sumados al resto de medidas que se tienen que implantar de acuerdo a la normativa frente al Covid y a los gastos habituales --los 29 vigilantes, los suministros de agua, luz y calefacción o la reparación de incidencias--, el total se eleva a los 2,6 millones de inversión para este curso 2020/21, que comienza el próximo lunes, 7 de septiembre.

Estas actuaciones planteadas por el Consistorio para el inicio del curso han sido presentadas este lunes en rueda de prensa por la alcaldesa de Santander, Gema Igual, y la concejala de Educación, Noemí Méndez, tras mantener una reunión de trabajo con diferentes agentes implicados que se ha alargado "más de lo previsto" y que ha continuado tras la comparecencia.

En el encuentro han participado los concejales de Seguridad, Servicios Sociales y Servicios Generales, Pedro Nalda, Álvaro Lavín y Carmen Ruiz, así como representantes de la Policía Local y la empresa de limpieza contratada (Garayalde) y los responsables de servicios como dotar del material de limpieza e higiene o de los talleres municipales, que arreglan las incidencias en los colegios y que intentarán tener el "mínimo contacto" con los docentes y escolares.

También han estado la técnico municipal de salud, que va a hacer labores de concienciación, y la técnico de educación, que va a encargarse de pedir a partir de este lunes los planes de contingencia de cada centro para concretar más las medidas a desarrollar, dado que hoy es el día en el que la Consejería de Educación tiene que devolver a los colegios los protocolos que le han remitido previamente ya validados.

Así, la alcaldesa ha explicado que el plan del Ayuntamiento es algo "previo", que se completará "con la mayor celeridad posible" cuando se conozcan los planes definitivos de los colegios, a la espera de saber hoy si la Consejería ha hecho en ellos alguna variación.

"PERFECTAMENTE PREPARADO"

No obstante, ha dicho que "no va a ser por parte del Ayuntamiento donde nos quedemos cortos" con respecto a las medidas de prevención, ya que ha asegurado que está todo "perfectamente preparado" para algo "tan importante" como que los niños vuelvan al colegio.

También ha destacado la necesidad de "anticiparse" a los posibles escenarios, de modo que también se ha contratado a una empresa por si hay que desinfectar algún aula "de forma inmediata" durante el curso.

Igual ha indicado que el Consistorio gasta "gustosamente" esos 2,6 millones de euros en este ámbito y "nunca" ha reclamado apoyo por estar dentro de la competencia municipal, pero en este caso ha considerado que el sobrecoste por las medidas Covid es algo que no solo tendría que pagar el Ayuntamiento y por ello ha solicitado ayuda al Gobierno.

Contador

Para leer más