Publicado 05/01/2022 19:56CET

Santillana hace una representación de su Auto Sacramental y Cabalgata en la Plaza Mayor

Auto Sacramental y Cabalgata Reyes Magos de Santillana, representación en la Plaza Mayor
Auto Sacramental y Cabalgata Reyes Magos de Santillana, representación en la Plaza Mayor - AYUNTAMIENTO

SANTILLANA DEL MAR, 5 Ene. (EUROPA PRESS) -

El municipio de Santillana del Mar ha realizado la representación de su Auto Sacramental y Cabalgata de Reyes en la Plaza Mayor, este 5 de enero.

Tras el cambio de nivel de riesgo por coronavirus en el municipio, el Ayuntamiento optó por cancelar, por segundo año consecutivo, la tradicional realización del Auto Sacramental y Cabalgata de Reyes, reconocida como Fiesta de Interés Turístico Nacional desde 2009.

Desde la administración local lamentan en un comunicado que otro año más hayan tenido que "decir adiós" a los actos característicos de la villa en Navidad, pero insisten en que la decisión se ha tomado por "responsabilidad ciudadana".

Por otro lado, consideran que con la representación en la Plaza Mayor han "cumplido las expectativas" de lo que el día de Reyes significa para la localidad.

Las actuaciones han contado con un total de 3 pases con 300 personas cada uno. El primero comenzó a las 18.30 horas, el segundo a las 19.30 horas y el tercero a las 20.30 horas.

Se han realizado escenas del Auto Sacramental como 'El Edicto Romano'; 'San José y La Virgen pidiendo posada'; y la 'Anunciación del Ángel a los pastores'.

En cuanto a las escenas de la Cabalgata de Reyes, han interpretado la escena de 'Herodes'; 'La Hebrea' y 'La adoración de los Reyes Magos al Niño Jesús'.

Todas ellas se han escenificado en diferentes puntos de la Plaza Mayor y amenizadas por unos presentadores.

Para poder llevarlas a cabo de forma ordenada y respetando la seguridad de participantes y público, se cerraron los accesos a la plaza y se estableció una zona de entrada y otra de salida en el recinto, por las calles Juan Infante y Las Lindas, respectivamente.

Asimismo, también se cerró el casco urbano al tráfico rodado (salvo vehículos de emergencias).

Contador