6 de abril de 2020
 
Publicado 19/02/2020 15:25:34 +01:00CET

El servicio de comida a domicilio de Santander modifica sus requisitos para llegar a más usuarios

SANTANDER, 19 Feb. (EUROPA PRESS) -

El servicio de comida a domicilio, implantado por el Ayuntamiento de Santander en el año 2010 por un convenio de colaboración con la Fundación Cántabra para la Salud y el Bienestar Social (FCSBS), llegará a más usuarios tras la modificación de los requisitos propuesta por la Concejalía de Servicios Sociales.

Así lo ha adelantado el concejal de esta área, Álvaro Lavín, quien ha afirmado que se trata de un compromiso del Consistorio con los santanderinos más necesitados que responde a las demandas de este servicio, que ha registrado desde su puesta en marcha cerca de 400 solicitudes.

En este sentido, ha detallado que con esta esta medida, que será abordada el próximo lunes 24 en la Comisión de Economía y Empleo y posteriormente se trasladará a la Junta de Gobierno Local, se contemplará la deducción de los gastos de vivienda, pensiones compensatorias para hijos y centros de día o residencias.

"Queremos ofrecer todas las comidas a domicilio disponibles, por eso rebajamos los requisitos económicos y facilitamos su concesión", ha apuntado.

Hasta ahora, casi un 16 por ciento de las solicitudes eran denegadas por superar en su mayoría el baremo económico establecido en la ordenanza de precios públicos, que a diferencia del servicio de ayuda a domicilio, que también ofrece el Consistorio, no contemplaba dichas deducciones.

Lavín ha señalado que la Concejalía de Servicios Sociales es la encargada de valorar cada solicitud y de establecer el precio público a abonar por cada uno de los usuarios, que oscila entre 1,02 y 2,8 euros (10% IVA no incluido) por menú completo.

COMISIÓN DE ECONOMÍA Y EMPLEO

La Comisión de Economía y Empleo también abordará la inclusión de un nuevo punto en el apartado de tarifas del acuerdo relativo a los servicios culturales, recreativos, artísticos y de ocio que gestiona la Concejalía de Juventud, Educación y Salud, relativo al proyecto 'Verano Teenager'.

La modificación propuesta por la Concejalía de juventud, que en ningún caso afectará al usuario, hace referencia a los precios de participación en los campamentos urbanos para jóvenes y adolescentes, de un euro la hora, un gasto asumido hasta ahora por la Concejalía de Juventud, Educación y Salud que ahora también quedará reflejado en el acuerdo.

Los campamentos urbanos tienen una duración semanal de 40 horas e incluyen actividades con un coste elevado en el mercado como juegos de escape, yinkanas, talleres de cortometraje, yoga, risoterapia, deportes de playa y multi-aventura, entre otras propuestas.

Para leer más