Sindicato Médico ve "muy difícil" evitar la huelga indefinida

Sindicato Médico ve "muy difícil" que no haya una huelga que "piden a gritos" los profesionales
SINDICATO MÉDICO
Publicado 15/05/2019 13:22:39CET

SANTANDER, 15 May. (EUROPA PRESS) -

El Sindicato Médico de Cantabria ve "muy difícil" que se desconvoque la huelga indefinida anunciada a partir del próximo lunes, 20 de mayo, porque la están "pidiendo a gritos" los profesionales por la "falta de respeto" a su trabajo y pacientes.

"Va a ser muy difícil ahora mismo salir de la huelga general", porque "nos están pidiendo a gritos que paremos completamente", ha indicado el secretario general de la formación sindical, Vicente Alonso, en una rueda de prensa que ha ofrecido este miércoles junto al vicepresidente, Santiago Raba, en la que han lamentado no poder dar "buenas noticias" sobre el conflicto que mantienen con la administración, de la que esperan no obstante que le quede "un resquicio de sentido común y se avenga a encauzar la situación".

En este sentido, han indicado que anoche recibieron una llamada "a última hora" del gerente del Servicio Cántabro de Salud (SCS), Benigno Caviedes, para reunirse con el comité de huelga, encuentro que probablemente se celebrará esta tarde, aunque está pendiente de confirmarse la fecha así como también la hora.

De cara al mismo lo más importante es, según el sindicato, que haya "voluntad política" por parte de la Consejería de Sanidad y de su responsable, María Luisa Real, para desbloquear un conflicto que el Sindicato Médico no tiene "ganas" de mantener, porque los paros completos podrían provocar "graves trastornos" en la atención a los pacientes.

Han recordado que se ha llegado a esta situación por el incumplimiento "sistemático" del acuerdo alcanzado el pasado mes de febrero, que suponía mejoras económicas y organizativas y que puso fin a la huelga prevista entonces. Pero el documento --que atendía aspectos como la falta de profesionales, la sobrecarga asistencial, el tiempo de consultas o las listas de espera-- "poco a poco se ha ido descafeinando" hasta quedar "desvirtuado" y convertirse en "papel mojado".

Ante esto, y de cara a suspender la huelga indefinida --a la que preceden paros parciales que se vienen desarrollando desde el lunes 13 de mayo y que se prevén hasta el viernes 17, así como una concentración fijada para el día 20 a las doce del mediodía ante el SCS-- los representantes del sindicato avisan que "lo inteligente" es colocar al médico "en su sitio" porque, de lo contrario, se verán abocados a mantener un conflicto y una huelga que tiene "difícil retorno" ya, como han insistido.

Desde este sindicato achacan el punto al que se ha llegado a que el acuerdo alcanzado en febrero no se rubricara en mesa sectorial y a las reivindicaciones posteriores de otras formaciones y colectivos que han visto que los médicos iban a "ganar más dinero", aunque "a base de hacer más trabajo" y con un "coste cero" para la administración, debido a lo que se ha "ahorrado" en hacer sustituciones, han precisado. "No había derroche ni despilfarro" en el acuerdo de febrero, han zanjado.

Pero "no han cumplido nada. No se han respetado las agendas médicas pactadas, no se han puesto en marcha los programas especiales que aceptamos únicamente por responsabilidad, se siguen imponiendo jornadas obligatorias de tarde, sobrecargando los quirófanos y las consultas de hospitales, siguen sin garantizar los descansos obligatorios tras las guardias y así un largo etcétera".

A esto se suma el "zafio cambio de criterio" de la administración en la carrera profesional para los interinos, dejando fuera de la misma a dos tercios del colectivo por una interpretación "torticera" y "abusiva", con el único fin de "ahorrar dinero para pagar la fiesta de los demás colectivos".

A este respecto, y preguntados por si la coexistencia de dos conflictos -el suyo y el de CCOO y UGT, que llegaron a un principio de acuerdo con Sanidad que, de ratificarse este miércoles en mesa sectorial, desconvocarían los paros anunciados- podrían 'dar al traste' con las reivindicaciones de unos y otros, los portavoces del Sindicato Médico han considerado que no se trata de un "problema de convivencia" o de carácter económico, sino de "competencia", la que tiene cada profesional en el sector.

En este punto, han lamentado la "irresponsabilidad" de la administración que se permite "el lujo" de celebrar la mesa sectorial con otros sindicatos sin "nombrar al médico" pese a poder adquirir en la reunión compromisos que repercutan en su trabajo desde el punto de vista económico u organizativo.

Se han quejado así de que "se nos ningunea constantemente, apartándonos de la toma de decisiones que solo nos competen a nosotros, poniéndolas en manos de quien no tiene la responsabilidad final del paciente".

"En Sanidad, quien tiene conocimientos, diagnostica y cura es el médico", que es "distinto" a enfermeras, celadores o administrativos, han comparado los representantes de los facultativos, para avisar que si la administración no diferencia eso entonces "tiene un problema".

Del consenso con Comisiones Obreras y UGT, que incluye la creación de un centenar de puestos de trabajo este año y otros tantos el próximo, la dotación progresiva de 28 nuevos celadores en los Servicios de Urgencia de Atención Primaria o el retorno a la jornada laboral de 35 horas, el Sindicato Médico ha comentado que "a río revuelto, ganancia de pescadores".

"Muchos de los problemas planteados se han debido a la rapiña de otros grupos sindicales que representan a colectivos que, sin aportar nada nuevo al sistema y sin exigencias de obligaciones por encima de sus competencias, encontraron un caldo de cultivo para mejoras retributivas no vinculadas a compromiso alguno".

ABUSOS SERVICIOS MÍNIMOS

Por otro lado, Santiago Raba y Vicente Alonso han aprovechado su comparecencia ante los medios para, además de pedir disculpas a los pacientes que han acudido estos días de paros parciales -desarrollados entre las 8.00 y las 10.00 horas en hospitales y desde las 12.00 a las 15.00 en los centros de salud- y tras "horas" de espera no han sido atendidos, para denunciar "abusos" por parte de la administración con los servicios mínimos pactados, que se han "vulnerado en numerosas ocasiones".

Ante esto, y como ya han advertido al gerente del SCS, están dispuestos a ejercer cuantas acciones legales les correspondan, incluidas las de carácter penal, toda vez que la huelga es un derecho fundamental. A propósito de los paros parciales también se han quejado de que Sanidad no ha informado "con tiempo suficiente" de los mismos a los pacientes, buscando el "enfrentamiento" entre estos y los profesionales sanitarios.

Para ambos sindicalistas, la actual administración está "desorientada" e incluso "amortizada", por la "improvisación" que ha ido ejerciendo con los problemas que han ido surgiendo, y que han dejado al citado acuerdo de febrero derivado de la "seria y grave escasez" de médicos en Cantabria en un "brindis al sol".

Contador