1 de abril de 2020
 
Actualizado 06/06/2008 13:51:54 +00:00 CET

Sostenible.- Los cántabros reciclaron el pasado año casi 4.000 toneladas de envases y más de 5.000 de papel y cartón

Medio Ambiente estudia aumentar los contenedores en verano en algunos municipios e incorpora nuevos equipos para mejorar el servicio

SANTANDER, 6 Jun. (EUROPA PRESS) -

Los cántabros reciclaron el pasado año cerca de 4.000 toneladas de envases ligeros y más de 5.000 toneladas de papel y cartón. En ambos casos, las cifras aumentaron con respecto al año 2006, lo que supone una "magnífica prueba de que Cantabria cree en la recogida selectiva".

Así lo expuso hoy el consejero de Medio Ambiente, Francisco Martín, quien, acompañado del director general de MARE, Rafael Canales, dio cuenta de los resultados del pasado año en estos dos tipos de residuos, de cuya recogida y gestión se ocupan Ecoembes y MARE a través de un convenio suscrito entre ambas partes.

En total, en 2007 se recogieron 3.985 toneladas de envases en los contenedores amarillos repartidos por toda la región, 680 toneladas más que en 2006. Esto fue posible, según el consejero, gracias a una mejor distribución de los contenedores y al cambio del tipo de contenedor, ya que se ha sustituido el de carga trasera por el de tipo iglú, en el que la boca es más pequeña e impide que se arrojen residuos "impropios".

De hecho, el director de MARE destacó que en algunos casos el volumen de residuos "impropios" que aparecían en los contenedores amarillos podía llegar hasta el 80 por ciento de la recogida y, ahora, tras la sustitución de 2.000 contenedores, se ha conseguido que "lo que se recoge, sean realmente envases ligeros".

En términos de población, el pasado año se recogieron en la región 7,1 kilos de envases ligeros por habitante (la media nacional es de 8,9) y 9,1 de papel y cartón, un dato que sitúa a Cantabria por encima de la media nacional.

El volumen total de papel y cartón recogido en 2007 en la región fue de 5.051 toneladas, frente a las 4.652 de un año antes, lo que supone 399 toneladas más. El consejero destacó que se trata de un mercado "más maduro" que el de envases, porque también es "más fácil" separar el papel. Al incremento de la recogida han contribuido, a su juicio, el aumento de la recogida puerta a puerta y el esfuerzo realizado en campañas de concienciación.

MEDIDAS DE FUTURO.

De cara al futuro, la Consejería prepara nuevas medidas para seguir aumentando la recogida selectiva de estos residuos. Una de ellas es un estudio de estacionalidad en doce municipios de la región en los que puede ser necesario reforzar el número de contenedores instalados en los meses de verano, o reducir la cifra en invierno.

Además, a través de MARE se facilitará la recogida selectiva de envases ligeros y papel y cartón en los municipios en los que en la actualidad no está extendida la red, implantando el servicio en aquellos núcleos de más de 50 habitantes. Asimismo, se quiere extender la recogida puerta a puerta de papel y cartón a los núcleos semiurbanos.

Esas medidas de futuro se sumarán a las implantadas en los últimos meses, como el nuevo camión de recogida 'bicompartimentado', que incluye dos compartimentos diferentes para poder recoger en un sólo viaje tanto papel y cartón como envases ligeros. Este tipo de vehículo permite reducir las visitas a algunas poblaciones y con ello el combustible.

En este sentido, Canales explicó que para recogidas en las que antes era necesario acudir dos días a una misma población e invertir en ello 18 horas (nueve diarias), ahora basta con una sola visita y diez horas. Este vehículo ya está realizando la recogida en los municipios de las zonas altas de las cuencas del Asón, Besaya, Saja y Nansa, así como en Campoo; y Canales apostó por la incorporación futura de un segundo vehículo de estas características.

También ha incorporado MARE un segundo vehículo hidrolimpiador para el servicio de limpieza de los contenedores del servicio de recogida selectiva.

OBJETIVOS SUPERADOS.

En la actualidad, Cantabria supera ya los objetivos de valorización y reciclado marcados en un Real Decreto del año 2006 según el cual, antes del 31 de diciembre de 2008 se deberán alcanzar valores de reciclaje de al menos el 55 por ciento en peso de los residuos de envases.

La recogida selectiva se realiza al amparo de una ley del año 1997 que obliga a las empresas a recuperar los envases y residuos que generan, una labor que realizan a través de sistemas integrados de gestión, entidades sin ánimo de lucro que dependen de las empresas y necesitan la autorización de la Consejería de Medio Ambiente para realizar su labor.

En el caso de la recogida de envases ligeros y de papel y cartón, la Consejería, a través de MARE, tiene un convenio con Ecoembes. En virtud de ese acuerdo, MARE se ocupa de las labores, pero es Ecoembes la que asume su coste. No obstante, no se llega a cubrir el cien por cien del coste y el Gobierno regional hace también una aportación para completarlo.