Publicado 15/12/2021 11:28CET

STEC pide a Revilla el compromiso de no concertar el primer ciclo de Infantil con la red privada

Archivo - Chaquetas de los alumnos colgadas en la pared de una escuela infantil
Archivo - Chaquetas de los alumnos colgadas en la pared de una escuela infantil - Jesús Hellín - Europa Press - Archivo

SANTANDER, 15 Dic. (EUROPA PRESS) -

El Sindicato de Trabajadores y Trabajadoras de la Enseñanza de Cantabria (STEC) ha pedido al presidente de la Comunidad, Miguel Ángel Revilla, el compromiso de no concertar el primer ciclo de Educación Infantil (0 a 3 años) con la red privada de centros.

Para el sindicato, mayoritario de la enseñanza no universitaria de Cantabria, sería "inaceptable un giro tan radical" en la política educativa regional, pues nunca se ha subvencionado aulas de alumnado de dos años --existen unas 160 aulas públicas de este tramo de edad-- y sería "inexplicable", que ahora, con la recepción de los fondos europeos, "se empiece a sostener económicamente con dinero público aulas privadas para niños de un año".

Así lo han trasladado hoy en rueda de prensa las representantes del STEC, Belén González y Verónica Vega, para quienes los fondos europeos solo pueden ir destinados a ampliar y mejorar la oferta existente de plazas escolares del primer ciclo de Infantil en los centros públicos.

González ha explicado que la "preocupación" del sindicato se remonta a los acuerdos que alcanzaron en esta materia los presidentes de ocho comunidades autónomas, entre ellas Cantabria, el 23 de noviembre en Santiago de Compostela, pues de la redacción inicial en la que se establecía un compromiso de universalización del acceso a la Educación Infantil 0-3 años a través de la "red pública en condiciones de equidad", finalmente se eliminó la referencia a la titularidad y condiciones de los centros que tenían que prestar este servicio.

Esta declaración escrita, unida a las manifestaciones posteriores de algunos presidentes autonómicos, como el de Galicia, afirmando que el destino de los fondos asociados al Mecanismo de Recuperación y Resiliencia (MRR) sería la subvención de las actuales guarderías privadas, ha "llenado de preocupación" a STEC.

A ello se suma, ha indicado González, que la Asociación de Guarderías Infantiles de Cantabria ha pedido públicamente al Gobierno regional el sostenimiento económico de sus centros y que no se ponga en marcha ningún aula pública de Infantil de un año donde hubiera iniciativa privada. "Es decir, subvención con dinero público de negocios particulares y convertir a la red pública en subsidiaria de los centros privados", ha valorado la sindicalista.

Ante esta situación, STEC pidió explicaciones a la consejera de Educación, Marina Lombó, en la reunión que mantuvo con la Junta de Personal para explicar los presupuestos de 2022, quien, según González, respondió con "calculada ambigüedad", lo ha suscitado "más sospechas" en el sindicato.

Por todo ello, STEC ha instado al presidente de Cantabria a que aclare a la opinión pública "cuáles son las verdaderas intenciones que el Gobierno tiene en esta materia".

Una parte de los 671 millones de euros que proceden del fondo asociado al MRR vendrá destinado a Cantabria con el objetivo finalista de poner en marcha aulas del primer ciclo de Educación Infantil, y el sindicato cree que es necesaria "una total transparencia en la gestión de dichos fondos".

Para STEC, es "una línea roja el que una sola parte de los fondos MRR se destine a subvencionar guarderías privadas", por lo que ha insistido en la exigencia de una aclaración pública de Revilla, "absolutamente necesaria después de lo pactado con los otros siete presidentes autonómicos en Santiago de Compostela y de la ambigüedad con la que en este asunto se está conduciendo la Consejería de Educación", ha subrayado Vega.

REUNIÓN PARA PLANIFICAR

Por otra parte, STEC ha pedido una reunión con la consejera de Educación para tratar "ya" la plantificación de la etapa de 0 a 3 años, o de centros de 0 a 6 años, como demanda la confederación de este sindicato.

Se trata, ha explicado González, de abordar cuestiones como el proyecto educativo, los espacios, el personal --maestros, técnicos--; en definitiva, de "organizar la estrategia" de esta etapa.

En este sentido, los sindicatos desconocen cuándo se pondrían en marcha las aulas de un año financiadas con fondos europeos, que incluso podrían hacerlo, en algunos casos, este mismo curso.