Un total de 1.977 inmigrantes han sido expulsados de los CIE hasta julio

Publicado 08/08/2019 12:34:30CET
Centro de Internamiento de Extranjeros (CIE) de la Zona Franca
Centro de Internamiento de Extranjeros (CIE) de la Zona FrancaEUROPA PRESS - Archivo

SANTANDER, 8 Ago. (EUROPA PRESS) -

Un total de 1.977 inmigrantes han sido expulsados de los Centros de Internamiento para Extranjeros (CIE) y enviados a sus países de origen en lo que va de año.

Así lo ha revelado el comisario jefe de la Unidad Central de Repatriaciones (UCER), Mariano Fernández de la Hera, quien ha señalado que el contingente total de inmigrantes que han pasado por alguno de estos centros en España desde que comenzó el año hasta finales de julio de 2019 es de 2.951 inmigrantes.

Durante su participación en el curso 'Gestión de fronteras y derechos humanos: protección de los grupos vulnerables' que tiene lugar esta semana en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP), Fernández de la Hera ha apuntado también a datos de 2017 en los que del total de 8.814 ingresados fueron expulsados 3.286 inmigrantes, mientras que en 2018, de los 7.855 ingresados fueron expulsados 4.582.

El comisario ha asegurado también durante su ponencia que los Centros de Internamiento para Extranjeros (CIE) siguen unos "controles rigurosos" y que las condiciones en los mismos "no son lo que la gente se piensa".

Fernández de la Hera ha recordado que el procedimiento estándar que designa a aquellos inmigrantes que entran en estos centros no responde al criterio de la policía sino que es un juez de instrucción el que "valora" qué inmigrantes son internados en estos centros.

Además, ha recordado que estas personas sólo pueden permanecer en los CIE hasta un "máximo de 60 días", un tiempo de espera que es "menor que en otros países de Europa" que también presentan este tipo de centros.

Asimismo, ha señalado que en todo caso la presencia de los agentes de seguridad en los CIE no es "invasiva" sino que responde a unas necesidades "meramente de supervisión" y que si el interno presenta algún incidente durante su estancia en el centro, el juez de control pasa a abrir un procedimiento y, de considerarse necesario, se puede "sancionar" al funcionario en cuestión.

De igual manera, Fernández de la Hera ha aseverado que también se llevan a cabo labores de supervisión en los centros por parte de organismos como el Defensor del Pueblo, la Secretaría de Inspección, así como diferentes organismos nacionales e internacionales como el relator de las Naciones Unidas.

En cuanto a la violencia entre internos, el comisario ha relatado que el procedimiento habitual en estos casos supone la separación en "habitaciones de aislamiento" que son, tal y como asegura, "igual a las demás".

Al mismo tiempo, el incidente "se pone en conocimiento" del juez de control indicando la fecha y hora del comienzo de la misma. Éste juez es quien, de considerarlo oportuno, puede proceder a ratificar también el "cese del aislamiento".

Por otro lado, Fernández de la Hera ha lamentado que se hayan originado situaciones de "enormes contingentes" e incluso "colapsos" en los Centros de Atención Temporal de Extranjeros (CATE) y los Centros de Estancia Temporal de Inmigrantes (CETI) que en ocasiones se han visto "desbordados" ante la "llegada masiva" de inmigrantes que se produjo el pasado año.

En esta línea, el comisario ha ensalzado la labor de los directores de los CETI, gracias a los cuales, según ha asegurado, "ha sido posible que haya paz entre colectivos de diferente procedencia e ideología".

Además, ha resaltado que en este tipo de centros los inmigrantes pueden acceder a servicios de atención social y asesoramiento legal, así como a actividades de "formación", "ocio" y "tiempo libre" y recibir clases de español o de informática.

En cuanto a los CATE, el comisario ha destacado que el centro de Almería es "uno de los más factibles" de recibir llegadas de inmigrantes debido a las "rutas" y "mareas" que atraviesan estas personas, seguido por el de San Roque (Cádiz) y el de Motril (Granada)

Para leer más