Tres empresas optan a remodelar Somorrostro y Los Azogues

Notas De Prensa Domingo 19 De Agosto
AYUNTAMIENTO DE SANTANDER - Archivo
Actualizado 07/10/2018 12:16:22 CET

El proyecto ha salido a licitación con un presupuesto de 548.913 euros y un plazo de ejecución de seis meses

SANTANDER, 7 Oct. (EUROPA PRESS) -

Tres empresas optan a ejecutar el proyecto de remodelación de las calles Somorrostro y Los Azogues, junto a la Catedral santanderina, que cuenta con un presupuesto de licitación de 548.913 euros y un plazo de ejecución de seis meses.

Diseñado por el arquitecto Clemente Lomba, el proyecto permitirá recuperar la calle más antigua de la ciudad e incluirá también actuaciones arqueológicas para identificar posibles vestigios históricos de época romana y medieval, de cara a su puesta en valor, según ha informado el Ayuntamiento de Santander en nota de prensa.

Con todo ello, se da continuidad al conjunto de excavaciones realizadas a lo largo de los años para la búsqueda de restos arqueológicos en este entorno, así como al programa de inversiones impulsadas por el Ayuntamiento y el Obispado de Santander para la recuperación y apertura al público de espacios históricos del recinto catedralicio, según ha explicado el concejal de Infraestructuras, Urbanismo y Vivienda, César Díaz.

El proyecto afecta a la esquina Nordeste de la Catedral, donde se produce la intersección de las calles Somorrostro y del Obispo Juan Plaza García. En concreto, se va a intervenir en el espacio ocupado tiempo atrás por una casa-tapón y que a día de hoy está acondicionado como un jardín urbano y alberga además un pequeño local.

La actuación diseñada plantea incorporar ese espacio al conjunto de la Catedral y recuperar un tramo de la calle Los Azogues. Y también incluye la realización de una excavación arqueológica, de acuerdo con las directrices que hace unos años dejaron escritas José Luis Casado Soto y Joaquín González Echegaray.

DETALLES DEL PROYECTO

En lo que respecta a la remodelación del espacio público, el proyecto supondrá recuperar la calle Los Azogues, la más antigua de la ciudad, que discurre junto al ábside de la Catedral.
En su día conectaba el antiguo puerto con la zona alta de la ciudad, pero quedó cortada a raíz de la reordenación urbana del centro tras el incendio de 1941.

Con esta actuación se pretende reconstruir la calle con escaleras y rampas a la manera del clásico urbanismo medieval. La idea es sustituir la escalera actual por un conjunto de rampa y escaleras que, amparado por un muro curvo, emule un contrafuerte que dé asiento a la Catedral en el plano de la ciudad.

Para reforzar esa imagen que recuerde el diseño original de este espacio, con la Catedral elevada sobre un contrafuerte, se utilizará piedra de Escobedo, como la existente en el templo. Entre la rampa y el contrafuerte se genera además un espacio prácticamente rectangular, cubierto en su parte este, que podría destinarse a mostrar hallazgos arqueológicos del origen de la ciudad. En cuanto a la intervención arqueológica proyectada, afectará a todo el frente que enlaza verticalmente las calles de Los Azogues y Somorrostro.

Según ha recordado Díaz, los historiadores Joaquín González Echegaray y José Luis Casado Soto ya plantearon en su día la necesidad de realizar una excavación arqueológica en ese punto.

Con estos trabajos se tratará de comprobar si existen restos que podrían corresponder con el pavimento original de la antigua calle de Los Azogues, la necrópolis medieval e incluso estratos anteriores que podrían llegar hasta comienzos de la primera ocupación histórica de la actual ciudad de Santander.

En función del resultado de los sondeos, se podrían poner en valor los hallazgos, al igual que se ha hecho con los antiguos diques situados bajo la plaza de Alfonso XIII o la antigua muralla medieval, bajo la plaza Porticada.