Actualizado 06/06/2007 20:48 CET

Tribunales.- El TSJC ve mañana el recurso de Jefferson Escobar, condenado a 18 años por asesinar a un hombre en Castro

SANTANDER, 6 Jun. (EUROPA PRESS) -

La Sala de lo Civil del Tribunal Superior de Justicia de Cantabria (TSJC) verá mañana el recurso de apelación de Jefferson Escobar contra la sentencia mediante la que la Audiencia Provincial le condenó a 18 años de prisión, por haber asesinado a puñaladas a un hombre a las puertas de una discoteca en Castro Urdiales, el 23 de marzo de 2002.

Escobar fue declarado culpable de asesinato con alevosía por un jurado popular, que consideró probado que asestó un total de 14 puñaladas a un joven vasco de 33 años, que falleció minutos más tarde. El crimen fue grabado por las videocámaras de vigilancia de la discoteca 'Safari' de Castro Urdiales.

En la sentencia, el presidente de la Sala destacó que el procesado no dio "posibilidad alguna" a la víctima de defenderse, concurriendo "todos los requisitos" necesarios para considerarle culpable de un asesinato con alevosía.

De esta manera, a Jefferson Escobar se le impusieron 18 años de prisión, la misma pena que pedía la Fiscalía, además del pago de una indemnización de 115.760 euros a la hija del fallecido y de 8.269 euros a su madre.

Se da la circunstancia de que Escobar ha conseguido fugarse de la justicia española en dos ocasiones. La primera huyendo a su país de origen, Colombia, después de haber cometido el crimen, y la segunda, en mayo de 2006, de la Prisión Provincial de Santander, escondido en una bolsa de basura.

Lo más leído

  1. 1

    Una explosión en una residencia sacerdotal en pleno centro de Madrid deja tres muertos y una decena de heridos

  2. 2

    Explosión en Madrid | Directo: La demolición controlada de las plantas superiores será mañana a primera hora

  3. 3

    Melania Trump, del luto riguroso a un look de lo más colorido al llegar a Florida

  4. 4

    Sanidad anuncia que el siguiente grupo vacunado serán los mayores de 80 años

  5. 5

    Muere el feligrés de la Parroquia de la Paloma (Madrid) que estaba desaparecido como consecuencia de la explosión