Actualizado 11/09/2008 14:30 CET

El turismo rural en Cantabria "no sufre la crisis", al superar las expectativas y alcanzar un 85% de ocupación en agosto

Lo que sí desciende es la estancia media y el gasto de los clientes, pero aun así el sector cree que el verano ha sido "aceptable"

SANTANDER, 11 Sep. (EUROPA PRESS) -

El turismo rural de Cantabria "no sufre la crisis" económica ya que ha superado las expectativas previstas para este verano al registrar una ocupación del 60 por ciento en julio y del 85 por ciento en agosto, unos datos "muy similares" a los registrados en el verano de 2007. Por lo que respecta al mes de septiembre, de momento ronda el 30 por ciento de ocupación.

Según explicó hoy el presidente de la Asociación de Turismo Rural de Cantabria, Jesús Blanco, ha sido un verano "aceptable" en el que todavía no se ha dejado notar la "crisis" económica, "aunque llegará", y en el que "se mantiene la tendencia de reservar menos días y realizar menos gastos".

En este sentido, Blanco señaló que las expectativas a principio de verano eran "bastante negativas", ya que apenas se habían registrado reservas, aunque apuntó que "se debe a una tendencia de reservar cada vez con menos tiempo de antelación y acortar el número de días".

De este modo, mientras que en años anteriores la estancia media se situaba entre 7 y 10 días, este verano la media está entre 3 y 5. Las fechas con mayor ocupación del verano se corresponden entre el 25 de julio y el 22 de agosto.

En cuanto a la procedencia de los turistas, Blanco explicó que los madrileños continúan siendo los clientes más numerosos ya que cerca del 25 por ciento de las reservas que se hicieron en julio y agosto fueron realizadas por estos, lo que supone una subida de más del 5 por ciento en agosto y prácticamente la misma cifra que en julio de 2007.

A continuación, se sitúa Castilla y León con un 20 por ciento de las reservas en julio y un 23% en agosto, seguida de Cataluña que registra un 8,44 por ciento en julio y un 5,84% de las reservas en agosto. Igualmente, Galicia y La Rioja han subido "considerablemente" mientras que la Comunidad Valenciana y Aragón se mantienen.

En cambio, los turistas procedentes del País Vasco han registrado una "bajada importante" (más de un 4 por ciento menos que en julio y agosto de 2007). Por este motivo, los hosteleros se muestran preocupados porque continúe bajando el número de turistas vascos, ya que fuera del verano son clientes que acuden muchos fines de semana a la región.

Los lugares más interesantes para los turistas siguen siendo los situados en la costa central debido a su cercanía con la capital. Así, los lugares más próximos a Santander coparon casi el 29 por ciento de los viajeros y el 35% en agosto.

"SER MÁS PROFESIONALES"

El presidente de la Asociación de Turismo Rural de Cantabria apostó por desarrollar "alternativas imaginativas" para que la crisis no repercuta en la ocupación y consideró que la mejor promoción es "ser más profesionales" para que todo el mundo se marche satisfecho y repita.

Respecto a la "crisis de la construcción" que atraviesa el país, Blanco manifestó que les puede beneficiar porque los turistas ya no compran una segunda vivienda vacacional y apuestan más por el turismo rural. Además, subrayó que esta dificultad se está notando más en restaurantes e instalaciones de ocio.

"A pesar de que los turistas aprecian mucho la gastronomía de Cantabria, muchos acuden a la playa con el bocadillo aunque haga mal tiempo porque es una forma de pasar el día sin hacer demasiados gastos", apuntó.

"CASAS RURALES ILEGALES"

Asimismo, Blanco explicó que en la región hay entre 500 y 600 casas rurales, "demasiadas". a su juicio Además, subrayó que existen otras 400 casas más que son "ilegales" al no pagar los impuestos correspondientes como vivienda rural.

En su opinión, las denominadas 'viviendas vacacionales' así como otro tipo de viviendas que se anuncian por Internet son un "coladero" que "se pueden cargar el turismo rural" porque no tienen "ningún control" y además tienen turistas "incontrolados y sin registrar".

Por este motivo, Blanco anunció que en los próximos meses la asociación va a "luchar" para que se legalicen estas viviendas e informó que están en contacto con las administraciones pertinentes para que la nueva ley sobre turismo rural dé las ayudas a quienes cotizan.

Además, subrayó que han denunciado los hechos ante las administraciones, como la Seguridad Social o Hacienda, que no han hecho "nada" para solucionar este problema, salvo la Consejería de Turismo que ha realizado inspecciones.