Actualizado 09/09/2008 16:43 CET

UIMP.- Bernardo Hernández (Google) insta a las autoridades a "entender" los cambios de las nuevas tecnologías y "aplicarlos"

El rector muestra el compromiso de la UIMP con la "revolución tecnológica global"

SANTANDER, 9 Sep. (EUROPA PRESS) -

El director mundial de Marketing de Google Maps y Google Earth, Bernardo Hernández, instó hoy a las autoridades responsables en materia de nuevas tecnologías a "entender" los cambios que se producen en el sector y en Internet y las implicaciones que puedan tener sobre distintos modelos de negocio y servicios para "aplicarlos poco a poco".

Según dijo, en la Red se producen cambios "tremendos" y "muy rápidos" que se iniciaron hace diez años, en la década de los 90 --época de la 'revolución tecnológica'-- que siguen ocurriendo y que conllevan elementos "muy importantes que tenemos que entender".

En su opinión, que en un ámbito o actividad determinada no se entienda lo que las nuevas tecnologías hacen puede "poner en peligro" su existencia y llevar a la "desaparición". "Los que lo entienden son los que acaban triunfando", apostilló.

Premio Príncipe de Asturias de Comunicación y Humanidades 2008, Hernández consideró además que en la actualidad "cogemos" las nuevas tecnologías y "aplicamos lo que hemos venido haciendo hasta ahora", algo que supone "perder" el "potencial tremendo" de las mismas.

Reflexionó así acerca de la existencia de páginas web que son "una réplica casi exacta" del mismo proyecto en papel. "¿Por qué replicar un libro donde las cosas están clasificadas alfabéticamente"?, se cuestionó.

Hernández se pronunció así durante la clausura de los cursos de verano de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP) de este año, acto en el que participaron el secretario de Estado de Investigación del Ministerio de Ciencia e Innovación, Carlos Martínez Alonso; el rector de la UIMP, Salvador Ordóñez; el alcalde de Santander, Íñigo de la Serna; y el presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, entre otros.

Durante su conferencia, Hernández hizo un repaso por los cambios tecnológicos acaecidos en los últimos años y que son, según dijo, "mucho más importantes de lo que pensamos". Señaló, a modo de ejemplo, que la plataforma de Internet llegó "en sólo tres años" a 50 millones de usuarios.

Asimismo, destacó los cambios "radicales" que se han producido no sólo en el apartado tecnológico sino también en lo referente a los costes de producción, ya que los ordenadores son "capaces" de hacer "cada vez más" a un coste "menor". En este punto, contrastó el incremento de la velocidad en los procesos y la reducción del precio de las memorias de disco duro o los pen-drives.

Respecto a la actividad de la UIMP, que este año celebra su 75 aniversario, Hernández estimó que la institución académica ha sido capaz de reunir "nombres de primera línea" y crear "cursos de primer nivel" desde el punto de vista internacional.

REVOLUCIÓN TECNOLÓGICA

Por su parte, el rector de la UIMP aseveró que la universidad "no puede permanecer a remolque de la revolución tecnológica global". "La UIMP es sensible a estos retos y estas oportunidades, y como universidad comprometida con el conocimiento y la innovación, no quiere permanecer ajena a esta revolución", afirmó.

Así, detalló proyectos como el UIMP 2.0, que integra las redes sociales en los cursos, o la digitalización de sus fondos históricos porque, según dijo, "la Universidad no puede permitirse el lujo de abandonar cualquier camino en la búsqueda del conocimiento y el progreso social".

Ordóñez sostuvo que durante la celebración del 75 aniversario de la creación de los cursos de verano, la UIMP ha podido "repensar" su "notorio capital simbólico", que ha pretendido extender a todas sus sedes.

MARCA DE PRESTIGIO

De su lado, el secretario de Estado de Investigación ensalzó la "valentía" de la UIMP que, recordó, "resistió con fortaleza" las presiones contra la libertad de pensamiento, "incluso en los años más difíciles". No obstante, advirtió de que las "amenazas" a esta libertad continúan en la actualidad.

Además, destacó que esta universidad cuenta con lo que "otros todavía buscan", el hecho de haberse convertido en una "marca de prestigio" en el campo de la enseñanza en un mundo marcado por las "redes" en lugar de por las "individualidades".

RECTORES HONORARIOS

En el marco de la clausura oficial del curso 2008, la UIMP ha nombrado rectores honorarios de la institución a los profesores y ex rectores de la institución académica Raúl Morodo, José Luis García Delgado y Luciano Parejo.

Para Morodo, la UIMP contribuyó desde sus orígenes a "regenerar" la vida intelectual y "movilizar" la vida social española al tiempo que, más recientemente, en la década de los 80, supuso "un lugar de encuentro" y "punto de partida" para la Democracia española.

García Delgado, destacó como "un honor" la distinción recibida que le "ennoblece" y que le "va a obligar más con esta universidad".

El que fuera rector de la institución académica durante diez años, hizo extensivo este agradecimiento a "los dos grandes ausentes" del acto: los rectores Santiago Roldán y Ernest Lluch que, según dijo, representan "los mejores logros" y "el peor desgarro" de la Democracia. Así, manifestó que con Roldán conoció la UIMP, "pieza singular del mapa universitario", mientras que de Lluch elogió "una avidez cultural que se da muy raramente".

Finalmente, Luciano Parejo, que precedió en el cargo de rector a Ordóñez, estimó que el proyecto de la UIMP "exige una constante reinvención" para estar "siempre a la altura de los tiempos".

APOYO A CAPITALIDAD CULTURAL

Por último, el presidente de Cantabria elogió la "vocación aperturista" de la institución académica, que consideró que "sigue siendo hoy en día una de las grandes claves del éxito de la UIMP".

Además, Revilla confió en superar "victoriosos" el reto de la declaración de Santander como Capital Europea de la Cultura, al contar con "activos" como la UIMP, que es "reflejo del gran bagaje cultural del pueblo cántabro". "Es mucho y muy valioso lo que esta universidad ha aportado ya a su tierra de origen, pero intuimos que aún es mucho más lo que nos aguarda", apuntó.

Al respecto, el alcalde de Santander resaltó el "apoyo" de la UIMP a esta candidatura y la vinculación de la universidad y la ciudad, a la que ha puesto en contacto durante su historia con los protagonistas de la cultura y la ciencia. Por último, destacó la "excelente salud académica" con que la UIMP despide esta edición de los cursos.