Vecinos de Nueva Montaña denuncian "vertidos incontrolados" a la ría y piden una solución

Publicado 04/12/2019 14:06:01CET

Señalan que los vienen sufriendo desde hace cinco años y están generando "problemas de insalubridad", "olores" y muerte de fauna y flora

SANTANDER, 4 Dic. (EUROPA PRESS) -

Vecinos del barrio de Nueva Montaña han denunciado la existencia de "vertidos incontrolados" a la ría que hay en esta zona de en los últimos años por parte de los ayuntamientos de Santander y de Camargo, que, según han señalado, están provocando una "gran mortandad" en la fauna silvestre y daños en la flora; "fuertes olores" y "problemas de insalubridad" y ante los que reclaman una solución.

Para luchar contra estas "agresiones al medio ambiente" y reclamar una solución, se ha creado la Peña El Chaparrudo, cuyos representantes han denunciado este miércoles la situación en una rueda de prensa.

Representantes de este colectivo han explicado que los vertidos se vienen produciendo en los últimos cinco años, periodo en el que han realizado denuncias de lo que estaba ocurriendo a diversos organismos, como a los ayuntamientos de Santander y Torrelavega; a la Autoridad Portuaria, al Seprona, a la empresa Aqualia, adjudicataria del Servicio de Aguas de la capital cántabra.

Según han explicado, han denunciado la situación ante organizaciones ecologistas, asociaciones de vecinos de Nueva Montaña y también de forma pública ante los medios de comunicación.

Desde la Peña El Chaparrudo, han vuelto a pedir a todos los organismos implicados que tomen conciencia de este "grave problema medioambiental" y han exigido su "pronto estudio y corrección".

Han relatado que los vertidos que más han afectado a la río de Nueva Montaña han sido dos, uno en agosto de 2015 y otro en septiembre de 2019 que han provocado una "gran mortandad" de fauna silvestre, principalmente de patos y peces.

Los representantes de este colectivo han asegurado que tiene documentado que desde la propia estación de bombeo de aguas pluviales del barrio del Carmen se han vertido aguas fecales.

Desde este colectivo han denunciado que esta situación ha hecho que "lo que se proyectó como senda fluvial es hoy un estercolero incontrolado".

Además, han explicado que estos "problemas de insalubridad" se están produciendo en los aledaños del colegio Nueva Montaña y de un parque infantil cercano, algo que puede provocar "posibles contagios" de enfermedades a los usuarios de los mismos.

La rueda de prensa de este colectivo se ha celebrado en la sede de la asociación de vecinos Virgen del Carmen, ubicada en la calle Luciano Malumbres.

Contador

Para leer más