18 de febrero de 2020
 

Vox denuncia un proyecto de Solvay para ejecutar una incineradora de residuos

Publicado 17/01/2020 13:36:02CET
Infografía del proyecto
Infografía del proyecto - VOX

Advierte de que es un tipo de actividad contaminante que genera afecciones para la salud de la población cercana a la planta

SANTANDER, 17 Ene. (EUROPA PRESS) -

Vox ha denunciado que el Gobierno de Cantabria (PRC-PSOE) y el Ayuntamiento de Polanco (PRC) no se hayan hecho "eco" público acerca de un proyecto de Solvay para construir en sus instalaciones una incineradora de residuos, que, según ha advertido, puede ser muy contaminante y "dañina" para la salud de las personas, y de cuya energía se serviría la empresa para su producción.

En una rueda de prensa, el portavoz de Vox en el Parlamento de Cantabria, Cristóbal Palacio, ha explicado que Solvay ha presentado un proyecto, que desde el mes pasado está en fase de información pública, para la construcción de esta incineradora que, inicialmente, quemaría 330.000 toneladas al año de residuos --algunos procedentes de fuera de Cantabria--, con posibilidad incluso de ampliarse su capacidad en una segunda fase, llegando incluso a duplicarse.

INVERSIÓN DE 120 MILLONES

Según Palacio, la construcción de esta incineradora, que contaría con un "gigantesco horno" y una chimenea de 40 metros, supone una inversión de unos 120 millones, la cual sería asumida casi totalmente por la multinacional francesa Suez a cambio de hacerse cargo del negocio del tratamiento de los residuos y de la venta del excedente de energía, una actividad "muy rentable" en lo económico.

Para este proyecto, Solvay, según la información de Vox, aportaría 10 millones y se beneficiaría de adquirir a un precio reducido parte de la energía que generaría esta incineradora usándola en su producción.

"Ganan todos", ha señalado el portavoz parlamentario de Vox, que ha puesto en relación este proyecto con la obligatoriedad impuesta por Europa de sustituir las plantas de cogeneración de carbón, como la que cuenta Solvay, por otro tipo de energías.

Vox ha mostrado su extrañeza por el hecho de que ante un inversión industrial de tal calibre --la más importante en los últimos años en Cantabria, según ha señalado Palacio-- no se haya "aireado" ni por parte del Ayuntamiento de Polanco y tampoco por un Gobierno PRC-PSOE que, según ha dicho el parlamentario, ha demostrado que es "capaz de inflar globos que solo tienen aire y explotan a los pocos meses". En este sentido, ha recordado la publicidad dada al proyecto de la mina de zinc del Besaya.

Palacio, que ha atribuido este silencio al tipo de proyecto que es y a las consecuencias ambientales y para la salud que puede generar, ha reclamado al Ejecutivo regional "absoluta transparencia" en el proceso.

Además, le ha pedido que sea "absolutamente cuidadoso" a la hora de estudiar el impacto ambiental del mismo y el efecto para la salud de las personas.

Y es que, según ha explicado Vox, esta planta producirá vapor a alta presión a través de combustible sólido recuperado (CSR) y combustible derivado de residuos (CDR). De esta forma, se quemarían, según ha detallado, residuos de agricultura, de preparación de madera, papel y cartón, municipales y domésticos, y supondría la entrada en la planta de unos 80 camiones diarios con basura.

Ha señalado que la quema de estos residuos expandirán al aire de la comarca del Besaya dioxinas, metales pesados y compuestos orgánicos volátiles que acabarán en el agua y tierra de la zona y que afectarán de forma considerable a los municipios situados a un radio de 5 kilómetros de la instalación y tendrá incidencia sobre un radio de 65 kilómetros.

Además, ha recalcado que afecta a una zona contaminada durante décadas como es la comarca del Besaya.

OPOSICIÓN DE VOX AL PROYECTO PRESENTADO

También ha reclamado que se someta a la opinión pública si se debe apostar por un proyecto de estas características, que, a su juicio, "convertirá a Cantabria en el estercolero de España".

Palacio ha explicado que Vox pretende ser "altavoz" en este asunto y ha anunciado que presentará iniciativas parlamentarias buscando que el pronunciamiento de los dos partidos que integran el Gobierno de Cantabria, PRC y PSOE.

Aunque Vox "entiende absolutamente" la necesidad de que se lleve a cabo esta transición energética y también que las empresas cántabras precisen adquirir la energía a un coste que les permita ser competitivo se opone a este proyecto tal y como ha sido planteado por sus efectos medioambientales y para la salud de las personas.

Y es que Palacio ha subrayado que está "acreditado" que la incineración es "el sistema más contaminante posible" de gestión de residuos y también ha resaltado que estudios realizados en poblaciones aledañas a este tipo de plantas "muestran un incremento brutal de enfermedades en los vecinos", como cáncer, enfermedades cardiovasculares y pulmonares.

Además, Vox cree que "no es esencial" para Solvay este proyecto, puesto que hay otras alternativas para la sustitución del carbón, como, por ejemplo, es la utilización de plantas de cogeneración de gas menos dañinas.

Vox ha apuntado que las plantas de valorización energética en España han planteado varios episodios de protestas vecinales y de informes que ponen en duda su viabilidad ambiental y de salud.

Así, ha recordado que se ha puesto fecha al cierre de la planta de Valdemingómez en Madrid en 2025, que quema 300.000 toneladas de basura al año y ha sido cuestionada en numerosas ocasiones por su contaminación. También ha citado la planta de Sant Adriá del Besós, en Barcelona, que quemó en 2017 más de 368.000 toneladas de basura.

Además, ha señalado que en Asturias y su planta incineradora en La Pereda ha creado controversia y ha apuntado que, incluso, la ministra para la Transición Ecológics Teresa Ribera (PSOE) declaró en septiembre de 2018 que el Gobierno de España "en ningún caso está apoyando
ninguna iniciativa que favorezca ni el vertido ni la incineración, siendo estas opciones las menos deseables desde el punto de vista de los residuos".

Por ello, Palacio ha explicado que a su partido le "sorprendería enormemente descubrir" que el PSOE, conociendo este proyecto, haya "mirado para otro lado".

Además, según Vox, este proyecto tampoco tendría un fuerte impacto para el empleo ya que, según ha explicado, supondría la creación de una veintena de puesto de trabajo, con salarios que no superarían los 1.000 o 1.200 euros.

ANUNCIO EN EL BOC

El Boletín Oficial de Cantabria (BOC) publicó el pasado 13 de diciembre un anuncio de la Consejería de Innovación, Industria, Turismo y Comercio por el que se sometía a información pública la solicitud de autorización administrativa previa y el Estudio de Impacto ambiental de esta planta.

Este proyecto supondría una modificación sustancial de la Autorización Ambiental Integrada de Solvay.

En el anuncio, se señala que esta planta sería de producción de energía "a partir de combustibles alternativos" --combustibles derivados de residuos y combustibles sólidos recuperados-- de eficiencia superior al 80 por ciento.

Según el anuncio, el emplazamiento de la planta se situaría en el interior del complejo industrial de Solvay Química de Torrelavega, supondría una inversión de 125 millones de euros y supondría una producción de energía eléctrica cogenerada estimada en 9,3 Megawatios eléctricos y de 110 Mw térmicos de vapor apunta que los municipios afectados serían Torrelavega y Polanco.

Sin embargo, Vox señala que, según el anteproyecto, la incineradora se situaría dentro de Polanco, a 200 metros del centro de salud.

Vox no ha presentado alegaciones a este proyecto al carecer, según ha dicho, de capacidad técnica para hacerlo, aunque sí cree que hay organizaciones ecologistas e incluso sindicatos que lo han hecho.

Lo más leído

  1. 1

    Las señales FRB repetidas cada 16 días pueden tener origen artificial

  2. 2

    Juego de tronos: Kristofer Hivju revela el destino final de Jon Snow y Tormund

  3. 3

    Nueva tecnología genera electricidad 'de la nada'

  4. 4

    La casa más cara de España cuesta 25 millones de € y no está ni en Madrid ni Barcelona

  5. 5

    15 heridos en un incendio en la calle Marina de Barcelona, 4 de ellos graves