Siguen las retenciones en la A-67 y la N-611 por el desprendimiento en Barreda

Actualizado 10/07/2019 19:47:25 CET
Un desprendimiento de la calzada por las lluvias obliga al corte total de la autovía A-67 desde Polanco (Cantabria)
Un desprendimiento de la calzada por las lluvias obliga al corte total de la autovía A-67 desde Polanco (Cantabria)DELEGACIÓN DEL GOBIERNO EN CANTABRIA

SANTANDER, 10 Jul. (EUROPA PRESS) -

El hundimiento en el carril derecho de la A-67 a la altura de Barreda, en sentido Torrelavega, que se produjo el martes a causa de las intensas lluvias y que ha obligado al corte total de la vía desde Polanco, ha vuelto a originar a media mañana retenciones en la autovía y en la carretera nacional N-611, que se ha establecido como alternativa al tráfico.

Aunque este miércoles comenzó sin problemas de tráfico, que fueron continuos durante la jornada del martes, a las 11.00 horas ya había condiciones difíciles para circular por la autovía y la nacional establecida como alternativa para la circulación.

Con datos de la Dirección General de Tráfico actualizados a las 10.55 horas, hay retenciones de tráfico de tres kilómetros en la A-67, en Polanco, entre el punto kilométrico 187, en Requejada, al 190, en Mogro, dirección Palencia.

El desvío alternativo a la autovía, la carretera N-611, en Barreda, también registra retenciones de cuatro kilómetros a esta hora desde el punto 187, en Barreda, hasta el 191, en Polanco, en sentido Palencia.

Contador